Page 173

REVISTA HISTORIA MILITAR 117

172 IAGO GIL AGUADO estos dos territorios, el litoral del virreinato se había visto reducido al Océa-no Pacífico, largo tiempo considerado un verdadero lago español12. Aunque la expedición del almirante Anson al Pacífico en la década de los cuarenta de dicho siglo había supuesto un toque de atención para el virreinato, y pese a la creciente presencia de barcos extranjeros en la región, las autoridades españolas seguían considerando, debido a la distancia que separaba al Perú de Europa y a la ausencia de bases de otras potencias en la región, que el Perú no constituía un objetivo militar particularmente vulnerable. De hecho, las principales defensas españolas en América se concentraban en esa época en lo que Juan Marchena ha bautizado como el “gran arco antillano”, región mucho más vulnerable a ataques desde Europa13. Conocemos bien los planteamientos estratégicos de las autoridades coloniales de la época, ya que el virrey del Perú durante la guerra contra la Convención, Francisco Gil y Lemos, teniente general de la Real Armada y futuro ministro de Marina, dejó numerosos escritos relativos a cuestiones militares. Así, en su Relación de gobierno, redactada siguiendo la tradición justo antes de cesar en el mando14, dejaría constancia de cuáles eran conside-radas por esas fechas las principales amenazas para este reino ultramarino: “Tres son los modos con que puede ser invadido este extenso opulento reino del Perú. El primero y más peligroso es el que por la costa pueden ejercitar las naciones extranjeras, que al paso que émulas de nuestras glorias, viven ansiosas de tan ricas y dilatadas posesiones. El segundo es el de las irrupciones o guerras sediciosas de parte de los indios que habitan lo interior de la sierra conquistada, pues recordando muchas veces la memoria de sus antiguos empera-dores incas, han procurado sacudir el suave yugo de la dominación española, intentando subvertirla y hacer reinar la idolatría, origen de los males con que la Providencia los ha afligido, y que su ignorancia y falta de fe les impide conocer. El tercero, que en sí parece menos peligroso, y que en mi concep-to exige igual cuidado, es el que puede temerse de las inmensas tribus que habitan nuestras fronteras; porque aunque dispersas hoy por las 12  MARTÍNEZ SHAW, Carlos y ALFONSO MOLA, María: Europa y los nuevos mundos en los siglos XV-XVIII, Síntesis, Madrid, 2008, págs. 51-52. 13  MARCHENA FERNÁNDEZ, Juan: La Institución militar en Cartagena de Indias. 1700- 1810, CSIC, Sevilla, 1982, pág. 20. 14  Sobre las relaciones de gobierno de los virreyes, véase LOHMANN VILLENA, Guillermo: “Las relaciones de los virreyes del Perú”, en Anuario de Estudios Americanos, tomo XVI, Sevilla, 1959. Revista de Historia Militar, 117 (2015), pp. 172-200. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR 117
To see the actual publication please follow the link above