Page 193

REVISTA HISTORIA MILITAR 117

192 IAGO GIL AGUADO naza77. Así, aunque se circularon órdenes muy reservadas a los intendentes para que sometieran a estrecha vigilancia a los franceses presentes en sus demarcaciones, ello no se haría hasta junio de 1793 y la causa inmediata parece haber sido la inminente declaración de guerra contra Francia, más que la Revolución en sí: “Los fundados recelos que hay de un próximo rompimiento de guerra con la nación francesa, según los últimos avisos, exigen que vivamos con toda precaución, para evitar por todos los medios posi-bles cualquiera inquietud, o sorpresa. En esta inteligencia encargo a V.S. que esté muy a la mira de la conducta de los individuos de dicha nación que existan en esa inten-dencia de su mando, o arriben a ella; averiguando con toda cautela, y la mayor reserva si vierten algunas especies contra nuestro sistema de gobierno, o sus magistrados, u otras relativas a inducir, y perturbar la tranquilidad de los pueblos. Si ejecutada dicha indagación resultase de ella culpado algún individuo le formará V.S. luego la correspondiente sumaria, ponién-dolo en estrecha prisión, sin manifestar que dimana de esta orden; y dará V.S. cuenta de ella a este superior gobierno, para tomar en su vista las demás providencias que convengan”78. Pese a estas instrucciones, no sería hasta bien entrado 1794 cuando se procedió a la expulsión de una serie de nacionales franceses como resultado de la aparición de pasquines revolucionarios en Lima, Huamanga y Cuzco. Los delatores nos hablan de casos como el de Juan Alejo Poté, quien alegaba ser sardo y que era tenido “por sospechoso por haberle oído ahora cosa de un año y medio producir la especie de que todos los hombres nacen libres, aludiendo a que los franceses hacían bien en procurar su libertad”; o el de un cajero francés a quien, “en varias ocasiones que se ha ofrecido hablar de las noticias que traen las gacetas, le ha reconocido poco crédulo de las que nos dicen ser favorables a los aliados y que los asambleístas tienen mucho poder para contrarresto”79. La reacción del virrey fue la de “comisionar al oidor de 77  Sobre la influencia de la propaganda revolucionaria en la Península, véase AYMES, Jean- René 1991: op.cit., págs. 375-391. 78  BNP (Biblioteca Nacional del Perú), Colección General, ms. C2891. Carta muy reservada de Francisco Gil y Lemos al conde Ruiz de Castilla, Lima, 25 de junio de 1793. 79  VARGAS UGARTE, Rubén: “Postrimerías del poder español (1776-1815)”, en MILLA BA-TRES (ed.), Carlos: Historia General del Perú, tomo V, Seix y Barral, Lima, 1971, págs. Revista de Historia Militar, 117 (2015), pp. 192-200. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR 117
To see the actual publication please follow the link above