Page 196

REVISTA HISTORIA MILITAR 117

EL PERÚ Y LA GUERRA CONTRA LA CONVECCIÓN (1793-1795) 195 La contrapartida de este uso propagandístico de la prensa, fue el for-talecimiento de la censura. En este sentido, se ha hablado mucho del cordón sanitario con el que Floridablanca intentó sellar la frontera de los Pirineos para evitar la proliferación de propaganda revolucionaria. La realidad es que en el Perú los casos de censura fueron aislados87, lo que refleja tanto el escaso eco que recibieron las máximas revolucionarias en dicho territorio, como el propio carácter liberal del virrey, de quien sabemos que era asiduo lector de libros prohibidos por la Inquisición, pese a su condición de caba-llero profeso de la Orden de San Juan88. Revista de Historia Militar, 117 (2015), pp. 195-200. ISSN: 0482-5748 5. Conclusiones El impacto directo de la guerra contra la Convención en el Perú fue ciertamente modesto, limitándose en la práctica, y según hemos visto, a la actuación de algún corsario francés en aguas peruanas. Asimismo, y debido a la lealtad a la Monarquía Española mostrada por la población, los nove-dosos esfuerzos por evitar cualquier tipo de contagio ideológico tampoco toparon con mayores dificultades en dicho territorio, siendo escasas las ac-tuaciones de carácter represivo por parte de las autoridades virreinales. No obstante, la forma en la que se vivió este episodio histórico en el Perú no carece de un interés histórico más amplio. Lo más llamativo, sin lugar a dudas, fueron los preparativos militares llevados a cabo por el virrey y su entorno para prepararse para una eventual agresión francesa. Destaca ante todo, el hecho de que ya se contemplara de una forma tan explícita la posibilidad de recurrir a una guerra de guerrillas, constituyendo en este sen-tido la instrucción que el virrey Gil y Lemos redactó para sus comandantes subalternos, y que se conserva en el Archivo General de Indias, un verda-dero manual para este género de contiendas. El hecho de que las autorida- 87  CLÉMENT, Jean-Pierre: op.cit., vol. I, pág. 264. De hecho, sólo cinco de los 611 números del Mercurio Peruano fueron censurados, y todos ellos según este autor por motivos de escasa entidad. 88  MILLAR CARVACHO, René: La Inquisición de Lima. Tomo III (1698-1820), Editorial Dei-mos, Madrid 1998, págs. 442-443. En época del virrey O’Higgins la Inquisición descubrió que “en Lima existía una especie de círculo de lectores de obras prohibidas; por lo menos así parecen indicarlo las tertulias y los intercambios y préstamos de libros”. Entre los personajes involucrados se encontraba el intendente de Trujillo, Vicente Gil, quien “en sus declaracio-nes implicó a su tío el virrey Francisco Gil de Lemos como lector de libros prohibidos; dijo que le había prestado La ciencia de la legislación de Filangieri; el Tribunal envió copia de esa denuncia a la Suprema pues Gil de Lemos se encontraba en la Corte”. El expediente se conserva en el AHN (Archivo Histórico Nacional), Inquisición, leg. 1654, exp. 2. Véase asi-mismo PALMA, Ricardo: Tradiciones peruanas completas, Aguilar, Madrid, 1968, pág. 754.


REVISTA HISTORIA MILITAR 117
To see the actual publication please follow the link above