Page 198

REVISTA HISTORIA MILITAR 117

EL PERÚ Y LA GUERRA CONTRA LA CONVECCIÓN (1793-1795) 197 Revolución francesa, este episodio viene a confirmar una imagen de relativa tranquilidad a lo largo y ancho de la Monarquía Española, como certeramen-te recordó en su día el historiador Manuel Izquierdo, al señalar que “en todo el reinado de Carlos IV no se derramó una sola gota de sangre española, ni en luchas fratricidas ni por la Inquisición”91. Desgraciadamente para España, la geografía, en la que tanto habían confiado las autoridades virreinales para defender el Perú en 179392, no re-sultaría ser en este trance histórico tan favorable a la mitad europea de la Monarquía. Ello desencadenaría una serie de acontecimientos que llevarían a la nación de las derrotas en el frente pirenaico en 1794 a la desafortunada paz de Basilea, al cambio de alianzas y a una desgraciada contienda na-val con Inglaterra para concluir, finalmente, en la invasión napoleónica y la guerra de la Independencia, de la que según hemos visto la guerra contra la Convención fue a la vez preludio y ensayo. 91  IZQUIERDO HERNÁNDEZ, Manuel: Antecedentes y comienzos del Reinado de Fernan-do VII, Ediciones Cultura Hispánica, Madrid, 1963, pág. 345. PORTILLO VALDÉS, José María: “Las Provincias Vascas y la Guerra de la Convención: Primer encuentro con la Re-volución”, en Studia histórica. Historia moderna, no 12, 1994, págs. 88-89. Como señala este autor, tampoco en las provincias vascas, ocupadas por los franceses, tuvo mucho eco la propaganda revolucionaria: “Efectivamente, ni los convencionales llegaron nunca a entender la constitución provincial ni en las provincias se articula en ningún momento un discurso revolucionario que integrara sus valores más intrínsecos. Ni siquiera entre el grupo más de-cidido a una ruptura del modelo tradicional se adivina una efectiva asimilación de aquellos valores ... Realmente nunca llegará a tener un gran predicamento en él la forma en que se entendió la revolución en Francia”. FERRER FLÓREZ, Miguel: “La ‘Guerra Gran’ (1793- 1795)”, en Memorias de la Real Academia Mallorquina de Estudios Genealógicos, Heráldi-cos e Históricos, no 17, 2007, pág. 115. Observamos el mismo fenómeno en otras regiones de España, como en Mallorca, donde según este autor “el fervor que suscitó la contienda fue grande y la cooperación del pueblo en algunos de sus estamentos fue notable y ello constituye un testimonio del ambiente existente en contra de lo que representaba Francia y su famosa revolución de 1789 en aquellos momentos”. 92  MANFREDI, Dario: Alessandro Malaspina e Fabio Ala Ponzone: Lettere dal Vecchio e Nuo-vo Mondo (1788-1803), Il Mulino, Bolonia, 1999, págs. 225-235. Carta de Alejandro Malas-pina al conde Paolo Greppi, Lima, 23 de agosto de 1790. Malaspina compartía plenamente el punto de vista de Gil y Lemos: “No es tan fácil como yo lo creía que un invasor pueda ofendernos, antes bien, creo que los escarmientos muy luego le desengañarían. Desembarca-rá, encontrará agua y leña, pero no podrá penetrar por mil razones; y en este caso seguramente no se reembolsarán los gastos de una expedición expuesta a mil riesgos. En fin lo que debe realmente complacerme es que mis conjeturas, traídas sobre el examen de la costa, convienen en un todo con las de este virrey, que vienen de Europa, sobre el examen del reino de Santa Fe. Es imposible, Greppi mío, que te pueda detallar por extenso las combinaciones que me han resultado y las ideas claras que dimanan de allí sobre la opulencia y el poderío nacional”. Revista de Historia Militar, 117 (2015), pp. 197-200. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR 117
To see the actual publication please follow the link above