Page 272

REVISTA HISTORIA MILITAR 117

LAS CONDECORACIONES EN LA SEGUNDA REPÚBLICA ESPAÑOLA 271 nadas recompensas en el campo de batalla por la excepcional ejemplaridad que tal sistema supone. El perjuicio que para el servicio pudiera ocasionar la poco ponderada concesión del ascenso el empleo inmediato en el campo de batalla no parece motivo suficiente para no recompensar en tal forma a quien lo merezca. En cambio, el darle carácter de empleo de campaña y la confirmación por la Escuela de promoción de Mandos permite la rectifica-ción de la recompensa en la forma ya admitida por la OC de 19 de junio de Revista de Historia Militar, 117 (2015), pp. 271-294. ISSN: 0482-5748 1937 (DO núm. 148). En vista de lo expuesto, a propuesta del Ministro de Defensa Nacional y de acuerdo con el Consejo de Ministros, vengo en decretar lo siguiente: Artículo primero. Además de las recompensas establecidas por el de-creto de 5 de marzo de mil novecientos treinta y siete se crea la Medalla del Mérito Militar para premiar hechos distinguidos en la zona de vanguardia realizados por personal de las armas y cuerpos combatientes. Artículo segundo. La Medalla del Mérito Militar se podrá conceder por los jefes de ejército y cuerpo de ejército independientes a propuesta del jefe de la unidad del interesado o de diez compañeros del mismo. En caso de que el hecho revista caracteres excepcionales, los jefes de cuerpo de ejér-cito están facultados para imponer la medalla en el propio campo de batalla. En los otros casos, a la propuesta habrá de acompañar el informe de cinco compañeros del interesado designados por orden de lista de revista entre los testigos de la actuación del propuesto. Artículo tercero. En casos excepcionales en que precediera o se re-vele el conocimiento de la capacidad de un combatiente paras su ascenso al empleo inmediato podrá concederse éste por los jefes e inspectores de Ejército en el propio campo de batallas. Este ascenso dará la categoría de oficial o jefe en campaña, cuando se trate de ascenso a oficiales o jefes y traerá consigo el destino a la Escuela de promoción de Mandos a fin de que ésta confirme o anule el ascenso. En caso de que proceda la anulación del ascenso, el jefe del ejército que lo concedió deberá informar si procede la concesión de otra recompensa. Los jefes y oficiales del Ejército que en virtud de un ascenso conce-dido en el campo de batalla adquieran la categoría de oficial o jefe en cam-paña podrán tener el mismo empleo en propiedad cuando por antigüedad le corresponda o después de efectuar los trámites previstos en el decreto de 5 marzo para la concesión de tal recompensa. Mientras tenga la categoría de oficial o jefe en campaña podrá estar sujeto a la reducción de jerarquía esta-blecida por la OC de 19 de junio de 1937 (DO núm. 148). Artículo cuarto. El Ministro de Defensa está autorizado para publicar el diseño de la medalla de mérito militar que se crea con el presente decreto.


REVISTA HISTORIA MILITAR 117
To see the actual publication please follow the link above