Page 89

REVISTA HISTORIA MILITAR 117

88 FERNANDO CALVO GONZÁLEZ-REGUERAL pienso. La vida militar empezaba de nuevo. Con el cajón de la cebada como mesa, bebimos el aguardiente que neutralizaba el aceite de los churros. El capitán ruso-austríaco, en posición de firmes, a pesar de la borrachera, con el monóculo calado, levantaba su copa a la altura de sus ojos grises y decía: - Señores, por la Caballería cosmopolita. Cogidos del brazo, atravesamos el patio camino de la sala de estan-dartes, cantando la charoska. En la puerta de una cuadra, el teniente de Farnesio pasaba revista de equipos, y por la principal del cuartel salía el chico de la churrería, con una cesta de churros mediada y una botella de aguardiente vacía.” La charoska: “¡Soy un caballero noble y español. Vengo a ofrecerte vino y alegría, Como buen soldado de Caballería. Toma esta charoska y bebe hasta el final. Pínala, pínala, pínala...! ¡Y un grito pone fin a la hazaña, con nuestro lema Santiago y cierra España!” Revista de Historia Militar, 117 (2015), pp. 88-90. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR 117
To see the actual publication please follow the link above