Page 139

REVISTA HISTORIA MILITAR 116

PINZÓN Y LAS RAÍCES HISPÁNICAS DE BRASIL 139 programar exploraciones de evaluación de la magnitud continental; también de avance desde espacios bien controlados en la costa hacia el interior (Guayana, Cumaná, Píritu, Llanos de Caracas, Alto Orinoco-río Negro, Llanos de Casanare, cuencas del Caquetá y Putumayo, Mainas, cuencas del Huallaga y Ucayali, montaña peruana y boliviana, Río de la Plata, Brasil y Chile). Fue un movimiento centrípeto que desde todo el ámbito litoral suramericano confluyó en su interior continental diseñando una rica cartografía, dando lugar a una abundantísima documentación (insuficientemente conocida) enormemente enriquecedora desde el punto de vista científico (histórico, geográfico, antropológico, ecológico, etc.). Algunos títulos de la historiografía resultante, en la pluma de los protagonistas, son también ilustrativos: Relación del descubrimiento de río Apure de J. Carvajal, El Orinoco ilustrado y defendido de J. Gumilla, Relación del descubrimiento del río Orellana de G. Carvajal, Nuevo descubrimiento del río de las Amazonas de Cristóbal de Acuña, Relación del descubrimiento del río de las Amazonas de Laureano de la Cruz, Viaje a las conversiones de Huánuco de Sobreviela y otros, Diario desde Huanta a Huamanga de Méndez, Viaje a las tierras del Ucayali de Girbal y otros, Breve descripción de la provincia de Quito, en la Amazonía meridional... de J. Magnin, Noticias auténticas del famoso río Marañón de P. Maroni, Relación de lo sucedido en el descubrimiento del río Marañón de P. Monguía, etc. Revista de Historia Militar, 116 (2014), pp. 103-154. ISSN: 0482-5748 8. Otras consideraciones Las características ambientales resultaban muy agresivas para el foráneo y dificultaban extraordinariamente la intercomunicación y el conocimiento a distancias medias; separación cuyas medidas no eran de fácil establecimiento. Se sustituían los términos de fiabilidad absoluta por otros que parecían aparentes; los datos no resultaban particularmente aclaratorios, ni tan siquiera lo son en la actualidad. Son precisamente las medidas que suelen ser consideradas relativas las que alcanzan una mayor credibilidad. Leyendo las relaciones e informes se perciben expresiones tales como: de Quito a Ecija hay 80 leguas; Ecija se halla a 40 leguas de los Cofanes; Baeza se halla a 20 leguas de Archidona, etc., que recorridas por tierra ilustran poco de la dificultad, esfuerzo y tiempo requeridos para su recorrido. También pueden verificarse indicaciones de otro orden: desde Anete a Avila, 20 jornadas; desde el puerto de Quebrada (río Putumayo) hasta la provincia Zuñe, 11 días; desde la provincia Zuñe hasta la Becaba, 8 días de navegación. Podríamos establecer, quizás, un sistema isócrono para los desplazamientos fluviales, que serán dobles ya


REVISTA HISTORIA MILITAR 116
To see the actual publication please follow the link above