Page 191

REVISTA HISTORIA MILITAR 116

LOS REGALOS DEL ZAR AL REGIMIENTO DE LANCEROS DE FARNESIO 191 treinta de la frontera austriaca».71 El motivo de su visita: representar al rey Alfonso XIII en los actos de celebración de la fiesta del regimiento, del que era coronel honorario. Por su interés, reproducimos textualmente la parte del informe que el teniente coronel Bazán detalla a S. M., referida a los actos en los que parti-cipó la jornada del 22 mayo (9 de mayo en el calendario ruso), día central de la fiesta del regimiento, por ser la de su patrón, San Nicolás. Tras los actos formales de salutación y revista de las tropas, formadas en la gran explanada central del cuartel (que había sido adornado con profu-sión de banderas de España y de Rusia), y la misa solemne en la iglesia del regimiento, el teniente coronel Bazán, acompañado por el coronel Tomache-vsky y otros oficiales, visita, entre otras dependencias, el Casino de Oficiales: «… que ocupa todo el piso principal de uno de los edificios del cuartel y se compone de un salón de honor, decorado de azul y blan-co, colores del regimiento; en una de sus paredes están colocados dos magníficos retratos al óleo de los Emperadores de Rusia y una buena fotografía del Rey de España, pero pequeña. Hay también un come-dor en el que figuran las cifras del Emperador Nicolás II y las del Rey de España Alfonso XIII, biblioteca, sala de conversación, billares y algunos dormitorios para oficiales de paso …. … Al anochecer volvimos a entrar en el salón y nos sentamos de nuevo a la mesa para rendir culto a una de las tradicionales costumbres rusas, bebiendo todos en la misma copa que ha de proporcionar la feli-cidad. Los oficiales a coro cantan canciones cosacas, deseando la dicha para el que bebe, mientras éste apura sin descansar todo el contenido de una gran copa metálica con esmaltes típicos y de medio litro próxi-mamente (sic) de cabida. Bebió primero el Coronel del Regimiento, después yo, luego el Coronel Baluta y sucesivamente todos los demás oficiales. Antiguamente estas libaciones se hacían con bodka (sic), hoy se hacen con champagne. De todos modos medio litro de champagne de un solo trago no es cosa despreciable y exige un verdadero esfuerzo, así se ve que todos después de apurar la copa tienen la faz enrojecida, como si acabaran de hacer un gran esfuerzo corporal …».72 71  Informe a S. M. del Teniente Coronel Pedro Bazán sobre la visita al 7.º Regimiento de Lan-ceros de Olviopol. San Petersburgo a 10 de julio de 1909. Patrimonio Nacional. Archivo General del Palacio Real de Madrid. Caja 15.827/10. 72  Informe a S. M. del Teniente Coronel Pedro Bazán sobre la visita al 7.º Regimiento de Lan-ceros de Olviopol. San Petersburgo a 10 de julio de 1909. Patrimonio Nacional. Archivo General del Palacio Real de Madrid. Caja 15.827/10. Revista de Historia Militar, 116 (2014), pp. 155-206. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR 116
To see the actual publication please follow the link above