Page 209

REVISTA HISTORIA MILITAR 116

CERVANTES SOLDADO DE LA INFANTERÍA ESPAÑOLA 209 en los tercios.2 Por la siguiente frase, de la dedicatoria de La Galatea, dirigida a Ascanio Colonna, «... oí muchas veces decir de V. S. Ilustrísima al cardenal de Acquaviva, siendo yo su camarero en Roma ...», se ha repetido con fre-cuencia que pudo salir de España al servicio de este prelado, venido a la corte como legado pontificio para dar el pésame de Pío V a Felipe II por la muerte del príncipe don Carlos; pero el hecho es que no aparece como criado del, más adelante, cardenal hasta varios meses después. La partida del escritor de su casa y patria se justifica si aceptamos un documento del Archivo de Simancas, publicado con muchas reservas por Jerónimo Morán, en el cual el 15 de septiembre de l569 se ordena detener a Miguel de Cervantes por haber herido a un tal Antonio de Sigura y se le condena a que «con vergüenza pública le fuese cortada la mano derecha y destierro de nuestros reinos por tiempo de diez años».3 La hipótesis de un Cervantes fugitivo de la justicia por una pelea callejera ha sido rechazada por numerosos estudiosos del autor de El Quijote pues piensan que va en su desdoro; sin embargo en la época no eran infrecuentes estas disputas y escri-tores como Hurtado de Mendoza, Quevedo o Calderón se vieron envueltos en pleitos por causas similares. Estas vivencias quizás se recojan en una de sus comedias, El gallardo español, en la cual Margarita se refiere a un lance de Fernando de Saavedra, personaje casi homónimo de Miguel, diciendo: «Quedé, si mal no me acuerdo,/ en una mala respuesta/ que dio mi bizarro hermano/ a un caballero de prendas,/ el cual, por satisfacerse,/ muy mal herido le deja./ Ausentose y fuese a Italia,/ según después tuve nuevas ...». Astrana Marín llega a reconstruir el itinerario seguido por nuestro autor des-de Sevilla, donde se hallaba en el otoño de este año, hasta Roma utilizando algunos textos de las Novelas ejemplares y el Persiles.4 En fecha más reciente el ilustre cervantista don Alberto Sánchez pien-sa que es poco probable que un alguacil de Madrid, como es el caso de Alon-so Getino de Guzmán, testificase en el citado escrito a favor de un fugitivo de la justicia por lo que sospecha otra causa para justificar la presencia de Miguel en Italia. Esta, según se ha apuntado, pudo ser el posible parentesco de los Cervantes complutenses con el cardenal don Gaspar de Cervantes y Gaete, nacido en Trujillo, Cáceres, en l511 y muerto en su sede episcopal 2  Pérez Pastor, C.: Documentos cervantinos hasta ahora inéditos, Madrid: Establecimiento Ti-pográfico de Fortanet, 1902, vol. II, págs. 11-16. 3  Morán, G.: Vida de Miguel de Cervantes Saavedra, Madrid: Imprenta de Segundo Martínez, 1867, págs. 134-135. 4  Cervantes Saavedra, M. de: El gallardo español, edición, introducción y notas de Florencio Sevilla Arroyo y Antonio Rey Hazas, Madrid: Alianza, 1997, págs. 105-106; y Astrana Marín, L.: Vida ejemplar y heroica de Miguel de Cervantes Saavedra, Madrid: Instituto editorial Reus, 1949, vol. II, págs.197-217. Revista de Historia Militar, 115 (2014), pp. 207-242. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR 116
To see the actual publication please follow the link above