Page 44

REVISTA HISTORIA MILITAR 116

44 LUIS ALFONSO ARCARAZO GARCÍA Guerra de la Independencia española El primer enfrentamiento bélico en el que intervino el Cuerpo de Ci-rugía Militar del Ejército fue la guerra contra la Convención francesa (1793- 1795), que fue corta en el tiempo y limitada en el espacio geográfico, a pesar de lo cual generó abundante bibliografía por parte de los cirujanos que in-tervinieron en ella. Posteriormente, se participó en la guerra de las Naranjas contra Portugal en 1801, que duró solo dos semanas, por lo que será en la guerra de la Independencia (1808-1814) donde el Cuerpo de Cirugía Militar demuestre su valía y sus carencias. La situación política española a comienzos del siglo xix era muy com-pleja como consecuencia de la abdicación de Carlos IV en beneficio de su hijo Fernando, que fue proclamado rey, y el intento de su padre por volverse atrás. Buscando cada uno el apoyo del emperador Napoleón, finalmente toda la familia real española terminó en Francia, dando lugar a un gran vacío de poder en la Monarquía hispánica. Por otra parte, la entrada de los franceses en España había comenzado en 1807, ya que en cumplimiento del tratado de Fontainebleau un ejército cruzó los Pirineos el 18 de octubre en direc-ción a Portugal, seguido el 21 de noviembre del 2.º Cuerpo de observación de la Gironda al mando del general Dupont. Posteriormente, el 9 de enero de 1808 llegó el ejército denominado Las Costas del Océano al mando del mariscal Moncey, el 6 de febrero se aposentaba en Pamplona la División de Observación de los Pirineos Occidentales y el 13 de febrero entró en Barcelona la División de Observación de los Pirineos Orientales mandada por el general Duhesme, prueba evidente de las pretensiones del emperador Napoleón de ocupar militarmente el territorio español. Pero el Ejército Im-perial francés terminaría enfrentándose a una sublevación general, que no fue capaz de controlar, a pesar de ser el mejor Ejército del momento y de aplicar el pánico contra sus enemigos. Los acontecimientos del 2 de mayo de 1808 en Madrid determinaron un profundo sentimiento antifrancés entre los españoles, mientras tanto, en Bayona, el emperador forzó la renuncia a la corona tanto a Carlos IV como a Fernando VII, de forma que el 10 de mayo designó a su hermano José Napoleón para ocupar la corona española, lle-gando a Madrid el día 20. Finalmente, el 25 de mayo el emperador publicó una proclama dirigida a los españoles, informándoles de las abdicaciones de los Borbones y la designación de su hermano José para ocupar el trono, lo que provocaría un levantamiento general contra los invasores, en ejecución del bando del alcalde de Móstoles.75 75  Dufour, G.: La Guerra de la Independencia, Madrid: Ed. Historia 16, 1989. Revista de Historia Militar, 116 (2014), pp. 11-72. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR 116
To see the actual publication please follow the link above