Page 67

BIP 143

Historia y Cultura Naval BIP 65 expedición comían carne de membrillo que sin saberlo ellos era un remedio eficaz para combatir el escorbuto. Isla de los ladrones, después Marianas A primeros de marzo la navegación siguió su rumbo, siempre hacia poniente. Cundió el descontento en la tripulación contra Magallanes, aquel capitán que parecía llevarles a ninguna parte. En la madrugada del 6 de marzo de 1521 los vigías vieron tres montañas que pertenecían a dos islas, Rota y Guam, esta última la más extensa del archipiélago. Los indígenas se acercaron a las naves, entraron por todas partes y se llevaron todo lo que pudieron. Los españoles, asombrados al principio, se organizaron y lograron expulsarles. Hubo lucha en tierra y lograron proveerse de cocos y frutos diversos, lo que fue un remedio milagroso porque muchos sanaron en pocos días del escorbuto. Cuando las naves zarpaban, los isleños les persiguieron y esta vez hasta lanzaban piedras sobre los barcos. Llamaron a aquel archipiélago, Isla de los Ladrones. En el siglo XIX, tomaron el nombre de Islas Marianas, en recuerdo de la reina Mariana de Austria, esposa de Felipe IV y que fueron españolas hasta 1899. De las Marianas a Filipinas, muerte de Magallanes El 7 de abril llegaron a la isla de Cebú, en donde Magallanes intentó establecer el dominio de España en el archipiélago, pero murió el 27 de abril, junto con 50 hombres, en un ataque a la isla de Mactán. Se hizo cargo de la expedición su cuñado Duarte Barbosa, al que mataron poco después en un banquete trampa. Tras ello, los supervivientes eligieron como jefe a uno de los pocos capitanes que quedaban, Lopes Carvalho, que en aquellos momentos no sabía qué hacer. Se retiraron a la isla de Bohol a 80 Km de Mactán. Quedaban entre 110 y 115 supervivientes, muy pocos para tripular tres barcos. Elcano, Maestre de la Concepción, informó que la nave se encontraba en condiciones precarias para seguir navegando, y por ello fue incendiada para evitar que su casco pudiera ser utilizado por el enemigo. Tras ello, Juan Sebastián de Elcano pasó a ser maestre de la Victoria. En medio de gran desorientación llegaron a la isla de Palahuan (actual Palawan), donde fueron muy bien recibidos por los indígenas, con los cuales intercambiaron sus mercancías suntuarias por los alimentos que les estaban haciendo falta: arroz, aves comestibles, bananas y otras frutas. Allí pasaron unos cuantos días agradables y oyeron hablar de una isla, grande, rica y poderosa, gobernada por un monarca riquísimo y espléndido. La localizarían fácilmente navegando al oeste noroeste, y allí se dirigieron aunque se estaban alejando cada vez más de las Molucas. Así llegaron a la isla de Borneo, la tercera isla más grande del mundo, coronada por altas montañas de 4000 metros de altura, en donde recibieron múltiples atenciones. Dicen las crónicas que el banquete con el primer ministro fue espléndido, servido en vajilla de porcelana con cucharas de oro. La estancia en la isla duró veinte días, del 9 al 29 de julio de 1521. De nuevo en la mar, no encontraban el derrotero adecuado y finalmente hallaron una isla con una amplia bahía y con playa para llevar las naos a reparar, pues habían tenido choques con arrecifes. Juan Sebastián Elcano toma el mando Fue inicialmente un personaje secundario pero todos los estudiosos de su persona han destacado su figura de gran navegante y una gran capacidad de decisión. En cuanto a su edad, se encontró un documento en el Archivo de Simancas en el que consta que cuando embarcó en la expedición podría tener unos 32 años.N o sólo fue el primero que dio la vuelta al mundo, sino que culminó el propósito de Magallanes de llegar a la Molucas y traer desde ellas un cargamento de especias a España, que era de lo que se trataba. Pues bien, siguiendo con la narración, en esta isla hubo un nuevo consejo de capitanes decidiéndose la destitución de Carvalho y el nombramiento de Elcano…


BIP 143
To see the actual publication please follow the link above