Page 114

REVISTA DE HISTORIA MILITAR EXTRA COLEGIO ARTILLERIA

114 M.ª DOLORES HERRERO FERNÁNDEZ-QUESADA blecimiento. Exercerá las funciones que le confía la Ordenanza y será responsable en qualquier tiempo, con presencia de lo que previene el artículo 19, título 2º, de quanto se execute en contravención de sus artículos siendo la voluntad del Rey se restablezca al Consejo, a su Secretario y al Capitán de la Compañía en el pleno exercicio de todas sus facultades debiendo en lo sucesivo conformarse al Espíritu de la Ordenanza las disposiciones del Director respecto al régimen y gobierno de qualquier ramo del Colegio, celando su cumplimiento y observancia el Consejo. Los Oficiales naturales de la Compañía que-darán subordinados al Capitán y los profesores de la Academia al Primer Profesor, y uno y otro a las decisiones del Consejo”99. De esta forma, se ordenó que se recondujera una situación irregular y nada sujeta a la Ordenanza, resolviéndose en apenas días una situación de crisis que no podían permitir se dilatase en el tiempo, de ahí la contundencia con que se pone el epílogo a esta crisis de 1801 en el oficio del Secretario del Despacho al Director de Colegio y Comandante del Departamento de Artillería de Segovia: “consequente a esta Soberana voluntad del Augusto Fundador (Carlos III) y enterado el Rey de que por varias causas se han altera-do algo los sólidos principios del establecimiento, y de que es urgente vuelva a su primitivo lustre restableciendo el orden, afianzando la disciplina y animando la emulación, se siga inviolablemente la Orde-nanza de 23 de agosto de 1768 para el Real Colegio de Artillería que se observaba rigurosamente en el tiempo en que el establecimiento cimentó la base de su opinión. Queriendo SM se de en lo sucesivo invariable cumplimiento de lo que sigue”. Pero al socaire de la resolución de la crisis de 1801, desde la Secretaria del Despacho se revisaron algunas cuestiones y otros aspectos relativos al régimen interno y disciplinario del Colegio, lo que redundó en un endureci-miento de normas que afectó como daño colateral a los alumnos. De hecho, y en aras de “la mejor educación de los Caballeros Cadetes” se ordenó en adelante “privarles como está en práctica, las salidas a comer fuera y el día de campo en cada mes que se han considerado sumamente perjudiciales…”. Desde 1801 hay un mayor rigor disciplinario del régimen interior y de la vida académica como consecuencia de aquella fugaz crisis, para dar priori- 99  AGMS, sección 2ª, división 8ª, leg. 37. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2014, pp. 73-134. ISSN: 0482-5748


REVISTA DE HISTORIA MILITAR EXTRA COLEGIO ARTILLERIA
To see the actual publication please follow the link above