Page 211

REVISTA DE HISTORIA MILITAR EXTRA COLEGIO ARTILLERIA

LAS DISOLUCIONES DEL CUERPO Y SU REPERCUSIÓN SOBRE... 211 Un mes después, el 13 de septiembre el general Primo de Rivera irrum-pía en la vida pública española. Dice Tusell que los artilleros no manifesta-ron ningún interés en secundar el golpe de Primo, especificando la resisten-cia de los coroneles de la guarnición de Zaragoza y los de la de Madrid que se pusieron a las órdenes del Capitán General de la Región67, Muñoz Cobo, que quedó a la espera de las órdenes del rey. La hispanista Carolyn P. Boyd, llega a escribir que los oficiales de artillería de la guarnición madrileña se ofrecieron a enfrentarse a los rebeldes, si así se les ordenaba68. Según el profesor Seco Serrano, Primo de Rivera cometió dos grandes errores. Uno fue poner en su contra al catalanismo españolista y el segundo lo que él llama “las agresiones al organismo castrense cuyo capítulo decisi-vo, habría de ser el desafortunadísimo enfrentamiento de Primo con el Arma de Artillería”. Y centra este litigio en las dos medidas tomadas por el Dicta-dor de cara a su particular visión de la unidad castrense: “la imposición de la escala abierta para todas las Armas y la restauración de la Academia General Militar. Medidas insinuadas ciertamente desde el primer día, pero diferidas hasta el cierre de la cuestión de Alhucemas” 69. Lo cierto es que muy pronto prendió la inquietud en las almas artilleras. A los dos meses de llegar al poder, desde el Ministerio se remite, para su es-tudio a las unidades de Artillería un proyecto de regulación de ascensos que, declarando la escala cerrada para todos los cuerpos y las armas, reservaba una parte de los ascensos, a partir de capitán a la elección. Realmente Primo pensaba que en la actitud de los artilleros en defensa de la escala cerrada, había mucho de tradición nostálgica y sentimental. Pensaba realmente, en su afán de considerar a las Fuerzas Armadas como “una gran familia”, que los artilleros comprenderían las ventajas prácticas del ascenso por elección. Se equivocaba completamente. El segundo sobresalto se produce en la celebración madrileña de Santa Bárbara, Patrona de los Artilleros. A los postres del banquete celebrado en el hotel Ritz, Primo de Rivera, que presidía el acto, aludió a la escala cerrada. “Creo -dijo Primo ante los estupefactos artilleros- que debéis ir pensando en su abandono, pues no tiene razón de ser”70. El general Serrano recoge la impresión que produjo estas palabras del Dictador en su padre, teniente coronel de Artillería, y como a partir de entonces se “vivió en un estado de 67  TUSELL, Javier: radiografía de un golpe de Estado. El ascenso al poder del general Primo de Rivera. Alianza, Madrid, 1987, pp. 177-178 y 141,191. 68  BOYD, Carolyn: La política pretoriana en el reinado de Alfonso XII. Alianza, Ma-drid, 1990, p. 315. 69  SECO SERRANO, Carlos: Alfonso XIII. Arlanza, Madrid, 2001, p.239. 70  VIGÓN, Jorge: Historia, op. cit., vol. II, p.190. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2014, pp. 185-234. ISSN: 0482-5748


REVISTA DE HISTORIA MILITAR EXTRA COLEGIO ARTILLERIA
To see the actual publication please follow the link above