Page 212

REVISTA DE HISTORIA MILITAR EXTRA COLEGIO ARTILLERIA

212 PABLO GONZÁLEZ-POLA DE LA GRANJA progresiva hipersensibilidad y justificado temor respecto al mantenimiento de la escala cerrada”71. Como si de un moderno plan de comunicación estratégica se tratara, Primo de Rivera aprovecha la celebración en el Palacio de Buenavista, sede del Ministerio, de la festividad de la Inmaculada, Patrona de la Infantería el 8 de diciembre para destacar en el discurso que la fortaleza del ejército radica en la unidad de todos. “Y esta unión será tanto más firme cuando nos demos cuenta de que se llegará a una igualdad absoluta en toda la oficialidad militar”. Según el periódico “Ejército y Armada”, esta frase provocó una “gran ovación que dura largo rato”72. Estas informaciones debieron ir calando poco a poco en las conciencias artilleras cuya sensibilidad vuelve a activarse al comenzar 1924, cuando, de nuevo en un banquete para conmemorar la inauguración en 1882 de la Academia General, destaca Primo su positiva acción sobre la “solidaridad de armas y cuerpos”. Y anuncia la próxima reorganización de la enseñanza militar tomando como base la apertura de nuevo de la Academia General para la formación de todos los militares. Esto entraba en total desacuerdo con las posiciones artilleras sobre todo por que reivindicaban una enseñanza técnica a la que debían dedicar el mayor tiempo posible. De hecho aquella Academia de 1882, fue clausurada en 1893 por un artillero, el general Ló-pez Domínguez. Además es muy significativo que a este acto en recuerdo de la antigua Academia, no asistieron los dos vocales del Directorio Militar procedentes de los cuerpos que mantenían la escala cerrada, los generales Hermosa de Artillería y el ingeniero Mayandía73, respectivamente. Y llegamos al crítico año 1926. Tras el exitoso desembarco en Alhuce-mas el 8 de septiembre del año anterior, Primo de Rivera recoge los frutos de la pacificación de Marruecos. Es entonces, cuando el general Correa, Jefe de la Sección de Artillería del Ministerio, seguramente guiado por la buena fe del que intenta evitar un conflicto, propone el nombramiento del Dictador como coronel honorario del Cuerpo. La reacción contraria de la inmensa mayoría de los componentes de este, debió llegar a oídos de Primo incrementando, sin duda su opinión negativa sobre los artilleros. Una buena muestra de esto es la prohibición expresa para el Cuerpo de homenajear al capitán de Artillería, número uno de su promoción Julio Ruiz de Alda, a su regreso de la triunfal travesía aérea por el Atlántico Sur74. Pero igual de significativa, para nuestro estudio, es que en la entusiástica recepción a Ruiz 71  SERRANO DE PABLO, Luis: op. cit., p. 120. 72  NAVAJAS, Carlos: op. cit. p.41. 73  Ibídem, p.43. 74  SERRANO DE PABLO, Luis: op.cit., p.121. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2014, pp. 185-234. ISSN: 0482-5748


REVISTA DE HISTORIA MILITAR EXTRA COLEGIO ARTILLERIA
To see the actual publication please follow the link above