Page 263

REVISTA DE HISTORIA MILITAR EXTRA COLEGIO ARTILLERIA

SEGOVIA Y LA ARTILLERÍA: 250 AÑOS DE CONVIVENCIA 263 Las negociaciones no debieron ir bien, porque apenas unos días más tarde la comisión solicitó al Ayuntamiento que se incrementase el número de personas destinadas a gestionar el asunto. Se nombró otra «Comision es-pecial » compuesta por el segundo teniente de alcalde y siete regidores más, que partió hacia Madrid para unirse al resto de delegados. A finales de mayo los diputados a Cortes en unión de la comisión y los diputados provincia-les, informaron al alcalde que se habían entrevistado con Isabel II. Por real orden de 29 de mayo se derogó la publicada el día 20 del mismo mes, por lo que el Ayuntamiento decidió agradecer a la reina su participación en el asunto aprovechando su venida al Real Sitio de San Ildefonso36. POLÍGONO DE BATERÍAS A mediados del siglo xix las piezas de artillería experimentaron una no-table evolución, como consecuencia de la aparición del rayado de los tubos y la retrocarga. Esto supuso mayores alcances, precisión y velocidad de tiro de los materiales, lo que a su vez se tradujo en que la Dehesa se quedara pe-queña para las Escuelas Prácticas. De este modo, organizada ya la Academia de Artillería en Segovia, en mayo de 1868 dieron comienzo las negociacio-nes entre el Ayuntamiento, el brigadier director del centro de enseñanza y el director general de Artillería, a fin de encontrar un nuevo emplazamiento para el despliegue de las baterías de cañones y morteros. Desde el primer momento la Corporación se mostró dispuesta a colabo-rar en la instalación del material en el nuevo asentamiento, hoy denominado Polígono de Baterías, siguiendo el proyecto presentado por la Academia. Entre otros aspectos, las conversaciones hicieron referencia a si la ciudad correría con los gastos de los desmontes y obras necesarias para hacer la «linea de tiro», ya que el Cuerpo no contaba con fondos para su ejecución y, además, si el municipio se haría cargo de los perjuicios derivados del cierre del paso y pasto de los ganados durante los días que se realizaran los ejercicios de tiro. En septiembre de 1868, el teniente coronel subdirector accidental de la Academia remitió al Consistorio una memoria redactada por el comandante profesor Francisco Zapata, que hacía referencia a las obras que debían rea-lizarse para establecer las Escuelas Prácticas de artillería, en «el campo que el Ayuntamiento tiene designado para este objeto», así como el presupuesto 36  Véase sobre esta materia: AMunSg, LAMAS, 1863 y 1865 a 1867, y PÉREZ RUÍZ, Pedro Antonio: op. cit., pp. 228, 233 y 234. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2014, pp. 235-288. ISSN: 0482-5748


REVISTA DE HISTORIA MILITAR EXTRA COLEGIO ARTILLERIA
To see the actual publication please follow the link above