Page 273

REVISTA DE HISTORIA MILITAR EXTRA COLEGIO ARTILLERIA

SEGOVIA Y LA ARTILLERÍA: 250 AÑOS DE CONVIVENCIA 273 por el cual se ordenaba que se levantara en Segovia, frente al Alcázar, un monumento que perpetuara la memoria de los héroes de la Guerra de la In-dependencia, los capitanes Daoiz y Velarde. A tal efecto, casi cien años más tarde se nombró por real orden de 12 de marzo de 1908 una Junta compuesta por diputados, senadores y jefes y oficiales de artillería, bajo la presidencia del coronel Fernández Grande y la vicepresidencia del senador por Segovia Javier Gil Becerril, que contó inicialmente con un presupuesto del Estado de 80.000 pesetas y un proyecto del escultor segoviano Aniceto Marinas. Al acto de colocación de la primera piedra, llevado a cabo el 6 de mayo del mismo año, asistieron entre otras personalidades el rey Alfonso XIII y el presidente del Gobierno, Antonio Maura. También asistió el Ayuntamiento en pleno como «representante genuino que es de la Ciudad». Después del acto el monarca descubrió las lápidas de las calles Daoiz y Velarde, cuyos nombres sustituyeron respectivamente a los anteriores de Canonjía Nueva y Vieja. Posteriormente, encontrándose en la Academia de Artillería, Alfonso XIII encargó al ministro de la Guerra que se restituyera al Cuerpo de Arti-llería el histórico Alcázar. La cantidad ofrecida por el Estado para el monumento resultaba insufi-ciente, ante lo cual, y al margen del material que aportó el Cuerpo de Arti-llería, la Junta se dirigió a la Diputación Provincial y al Ayuntamiento para que participaran económicamente. La Corporación decidió contribuir con 5.000 pesetas con cargo al presupuesto de 1909, con la cimentación, la cons-trucción del basamento y la reordenación del arbolado de los jardines para que la obra fuese visible. Finalizado el monumento, el 15 de julio de 1910 se procedió a su inauguración por el rey Alfonso XIII, acompañado por el presidente del Consejo de Ministros, José Canalejas43. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2014, pp. 235-288. ISSN: 0482-5748 Campo Santo A solicitud del gobernador militar de la plaza, el Ayuntamiento acordó por unanimidad en sesión celebrada el 9 de septiembre de 1910, designar un terreno en el cementerio donde inhumar gratuitamente a los soldados que fallecían en la ciudad encontrándose en servicio activo. A tal efecto, una comisión integrada por el general gobernador, su ayudante y el arquitecto municipal se pusieron de acuerdo para seleccionar un terreno con una super-ficie de 36 m2 «en el espacio recientemente cerrado y bendecido y que fué 43  «La expedición á Segovia», en MA, serie 5, tomo V, año 1908, pp. 556-560; «El Cuer-po de Artillería en Segovia. El 15 de julio de 1910», en ídem, serie 05, tomo 10, año 1910, pp. 127-152, y AMunSg, LAMAS, 1908 a 1910.


REVISTA DE HISTORIA MILITAR EXTRA COLEGIO ARTILLERIA
To see the actual publication please follow the link above