Page 41

REVISTA DE HISTORIA MILITAR EXTRA COLEGIO ARTILLERIA

DE LA ESCUELA A LA ACADEMIA. LOS CENTROS DE... 41 entonces, en la mayoría de las plazas los conocimientos se transmitían oral-mente, sin que existiesen escuelas que canalizasen las enseñanzas de forma oficial, como se desprende de los diferentes reglamentos de los presidios de la época. En el correspondiente a la plaza de Valdivia, por ejemplo, se expresaba que “… la escuadra de artilleros hará el servicio en la plaza y castillos según la emplease el Gobernador; y en los puestos que existiere distribuida, estará a las órdenes de los Comandantes de ellos. Y porque es necesarísimo que para el uso de la artillería halla (sic) inteligente que sepan manejarla con acierto, cuidará el Gobernador de los Condestables instruyan con su enseñanza a los soldados de Infantería y milicianos, haciendo a este fin el ejercicio una vez cada 15 días en tiempo de verano, y cada mes en tiempo de invierno …”68. A principios esa centuria, las innovaciones técnicas y la transformación de las compañías de presidio en unidades regulares, dotadas de Planas Ma-yores y servicios de guarnición, requirieron una mayor cualificación del per-sonal que iba a manejar las piezas de artillería. Según parece, una gran ma-yoría de la oficialidad peninsular del Real Cuerpo de Artillería no valoraba con especial interés el traslado a las plazas americanas. Esta circunstancia plantearía la necesidad de abordar la tarea de formar en las colonias una nue-va oficialidad, que habría de sustituir al soldado de fortuna característico del siglo XVII. Era preciso instruir adecuadamente a los oficiales, pero también debía incrementarse su número, a fin de no perjudicar a las compañías de infantería -de las que se extraían a su mejor personal-, y dotar a las plazas de suficientes artilleros que supieran mantener y manejar las piezas eficazmen-te para una mejor defensa. No sólo la negativa de los oficiales peninsulares fue el único motivo que decantó la creación de academias en América. A ello se sumarían las demandas de los criollos ante la imposibilidad de formarse en los centros docentes que funcionaban en España, y el interés de la Corona en instruir a los miembros de las élites coloniales para que, en caso necesario, colaborasen en la defensa de los territorios americanos. Estos oficiales, posteriormente, podrían acceder a las capas altas de la sociedad y la política, tanto en España como en América, lo que hizo aumentar el interés por la formación. De otra parte, ha de resaltarse el gran peso que tuvieron 68  Archivo General de Indias (AGI), Chile, 433. Reglamento para la plaza de Valdivia de 1753. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2014, pp. 13-72. ISSN: 0482-5748


REVISTA DE HISTORIA MILITAR EXTRA COLEGIO ARTILLERIA
To see the actual publication please follow the link above