Page 453

REVISTA DE HISTORIA MILITAR EXTRA COLEGIO ARTILLERIA

LA ENSEÑANZA EN LA ACADEMIA DE ARTILLERÍA:... 453 Además, tal como se ha expuesto anteriormente, no se debe olvidar el objetivo que debe alcanzarse al terminar el alumno su estancia en la Aca-demia, por lo que es este criterio el que debe presidir y dirigir la ejecución de los planes estudios, sin que exista necesidad, por ejemplo, de alcanzar un grado de operatividad propia de una unidad de la Fuerza. Por otro lado, teniendo en cuenta que el objetivo del Centro de Ense-ñanza debe ser la formación de los futuros oficiales y suboficiales, y consi-derando que dicha formación se adquiere, en gran medida por la “vida” en la Academia, los alumnos viven en régimen de internado, teniendo sesiones de mañana y tarde. Cada momento en la Academia, cada formación, cada acto, constituye un impulso más para alcanzar la formación integral que la profesión militar demanda. Además, los alumnos deben tener la mayor parte del tiempo posible ocupada, de forma que su vida en el centro sea lo más estructurada posible. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2014, pp. 447-484. ISSN: 0482-5748 3.1.2.-Oficiales En la actualidad, la Academia de Artillería forma a los Alféreces Cade-tes de 5º curso del Plan de Estudios de 1993. De acuerdo con este plan de estudios, los Cadetes cursan los tres primeros cursos en la Academia Gene-ral Militar, eligiendo Arma a continuación, y trasladándose a las Academias Especiales a recibir la formación específica de su especialidad fundamental. La formación de los oficiales tiene una triple vertiente: la formación intelectual, la formación física y la formación moral. El objeto de la formación intelectual de los futuros oficiales es doble: por un lado, deben alcanzar los conocimientos necesarios para poder des-empeñar las funciones correspondientes a los puestos que las plantillas con-templan para los dos primeros empleos de su escala, es decir, Teniente y Capitán; y por otro, adquirir una serie de actitudes que les acompañen a lo largo de toda su vida profesional. De entre las distintas actitudes que deben desarrollar, son de destacar la iniciativa, el espíritu crítico, y el análisis y la emisión de juicios, sin olvidar la responsabilidad que ello implica. En el caso de los conocimientos necesarios para ocupar los puestos en la organización, la enseñanza para los oficiales se centra en la adquisición de fundamentos, más que en la mera aplicación de procedimientos. De esta forma, los oficiales, una vez egresados de la Academia, estarán capacitados para enfrentarse a un papel en blanco y generar nuevos procedimientos o proponer modificaciones de los ya existentes.


REVISTA DE HISTORIA MILITAR EXTRA COLEGIO ARTILLERIA
To see the actual publication please follow the link above