Page 94

REVISTA DE HISTORIA MILITAR EXTRA COLEGIO ARTILLERIA

94 M.ª DOLORES HERRERO FERNÁNDEZ-QUESADA para comprarlos”56. El fondo de partida fueron ejemplares excelentes de la biblioteca de la extinguida escuela de artillería de Cádiz, algunos de ellos adquiridos por el marino Jorge Juan en el extranjero y otros procedentes de la biblioteca de la Real Sociedad Militar Matemática de Madrid57. Junto a esto, se aplicó una política de adquisiciones generosa y liberal, y se formó una de las mejores bibliotecas científico–militares de la Ilustración Españo-la. La concepción del libro como herramienta intelectual por parte de Gazo-la se pone de manifiesto en reiteradas ocasiones, como en el verano de 1769 cuando el Conde fue a Italia, pasando previamente por Paris (donde visitó al Ministro Choiseul) y Londres, donde adquiere numerosos libros y publica-ciones recientes, así como también algunos Tratados como los de Leibnitz y Locke. Gazola regresa a España en septiembre de 177158. En cualquier caso, los fondos bibliográficos procedentes de Cádiz fueron un inmejora-ble punto de partida de la que, en pocos años, se constituyó como una de las mejores bibliotecas científico–técnicas de la Ilustración Española que se empezó a formar en una de las mayores salas del Alcázar, la de Reyes, con la preceptiva autorización de la Inquisición para leer libros prohibidos para el profesorado59. Gazola encargó el traslado del bagaje bibliográfico gaditano al capitán Lasso de la Vega porque “ha manejado y conoce el mérito de los espresados libros e Ynstrumentos, y celará que no se deterioren”60. En la 56  HERRERO FERNÁNDEZ-QUESADA, Mª Dolores: La enseñanza militar ilus-trada… ya citada, documentación de AGS. 57  MARZAL, Amparo: “Un ejemplo de renovación científica en la Ilustración: La Real Sociedad Militar de Matemáticas de Madrid”, en Actas del I Congreso de Historia Militar. Zaragoza, 1986. 58  HERRERO FERNÁNDEZ-QUESADA, Mª D: “Notas sobre los fondos impresos y documentales de la Biblioteca de la Academia de Artillería y el Archivo Histórico Militar”, en Estudios Segovianos número extraordinario dedicado a D. Hilario Sanz. Segovia, Instituto Diego de Colmenares/CSIC, 1996, pp. 349-388. Sobre la documen-tación para el estudio de la historia militar, acabo de publicar el artículo “La investiga-ción en historia militar de la Edad Moderna y sus fuentes. El Archivo General Militar de Segovia, decano de los Archivos Militares Españoles”, en Cuadernos de Historia Moderna, nº 38. 59  En la Biblioteca de la Academia de Artillería de Segovia se encuentra en la ac-tualidad el traslado de la licencia original “para tener y leer libros prohibidos…” firmada por el Inquisidor General, Tomás Bonifaz. El traslado fue realizado por el capitán Bibliotecario del Colegio, Serapio de Pedro, en 1849, trece años antes de que se produjera el incendio del Alcázar (6 de marzo de 1862) que forzó al traslado del centro docente al antiguo convento de San Francisco, donde aún permanece. 60  AGS, Guerra Moderna, leg. 560. Aquí se conserva la documentación general so-bre “la extinción de la Academia de Cádiz y destino de sus efectos para la de Segovia”; así como el “Ymbentario de todos los efectos procedentes de la Real Academia Militar de Mathemáticas que S.M. ha extinguido en la plaza de Cádiz y estaba a cargo del Cuerpo de Artillería”. En este mismo legajo se encuentra también la “Relazión de los libros que volvieron de la Academia de Ingenieros de Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2014, pp. 73-134. ISSN: 0482-5748


REVISTA DE HISTORIA MILITAR EXTRA COLEGIO ARTILLERIA
To see the actual publication please follow the link above