Page 57

MEMORIAL CABALLERIA 71

56 TÁCTICA Es muy curiosa una disposición del Director de la Caballería, de diciembre de 1863, que ordenaba que cada Escuadrón organizase tres Secciones con la plantilla establecida y que en la cuarta se agrupase el resto de tropa del Escuadrón (soldados de oficios varios desmontados). A su vez disponía que a la hora de operar, el 4º Escuadrón agregase sus Secciones de «guerra» a los tres primeros y que ahora en el 4º Escuadrón se agrupasen todas las cuartas Secciones como Depósito del Regimiento junto a la caja, oficinas y almacenes, todo ello bajo el mando del Comandante Mayor. Y así fueron a la Guerra de África de 1860 y así se combatió en la 2ª y 3ª Guerras Carlistas, casi siempre con dos o tres Escuadrones, es decir, con lo que hoy podríamos considerar como un Grupo de Escuadrones. En 1909 comenzó la «Guerra del Rif». Tras unos años operando con unidades expedicionarias (Grupos de 2 Escuadrones) se constituyeron tres Regimientos en Ceuta, Melilla y Larache que normalmente operaban agregando Escuadrones a las diferentes columnas. Por su parte, la fuerza de choque de la Caballería la formaban los Tabores de Regulares formados por 3 Escuadrones. Es decir, nuevamente parece que la unidad táctica de la Caballería era la que hoy podríamos considerar como un «Grupo». No fue hasta julio de 1921 en que un Regimiento de 5 Escuadrones operó reunido al mando de su Teniente Coronel 2º Jefe (los Coroneles eran jefes de Circunscripción). No obstante operó reunido solamente media jornada, ya que durante la mañana varios agrupamientos tácticos de entidad Escuadrón tuvieron que cargar en zonas diferentes para facilitar la retirada de varias guarniciones sobre Dríus. Uno de estos agrupamientos estaba bajo el mando directo del Teniente Coronel, al que le fue concedida la Cruz Laureada dos años después, formado por el 2º Escuadrón, dos Secciones del 4º y una Sección del 5º. Por la tarde el Regimiento cubría la gran columna en repliegue hasta que tuvo que cargar, esta vez con todos sus efectivos, para abrir paso. Aunque el número de Escuadrones superaba la cifra de 4, realmente sus efectivos no lo superaban, ya que con caballos agotados y soldados enfermos y heridos se formó un Escuadrón que se replegó con anterioridad y que posteriormente fue aniquilado en Zeluán. En la Guerra 1936-39 los Regimientos orgánicos fueron unidades de Movilización. Cada 2 Escuadrones y una Sección de ametralladoras formaban un Grupo que partían a las zonas de operaciones, algunos a pie por falta de ganado. Se organizaron unidades tácticas de Caballería y los Regimientos así constituidos lo hacían con dos Grupos normalmente de diferente procedencia, por lo que el Regimiento «Táctico» seguía siendo una unidad de 4 Escuadrones, prácticamente como había sido siempre. Las Divisiones Tácticas de Infantería no dispusieron de Caballería orgánica pero los diferentes Sectores constituyeron reservas móviles con Escuadrones. La siguiente experiencia bélica fue la participación de la División Azul dentro de la orgánica de las divisiones alemanas. Cada una de sus divisiones disponían de un Grupo de Reconocimiento formado por dos o tres Escuadrones, dotados de diferente material según el tipo de división a la que pertenecían. En principio se organizó un Batallón Ciclista hasta que en abril de 1942 fue constituido el Grupo de Exploración y Explotación 250 con tres Escuadrones. Como curiosidad podemos decir que el Regimiento de Infantería español incluía una Sección de Reconocimiento de Caballería en plantilla de guerra. Sin embargo el Regimiento alemán no disponía de esta Sección y en cambio disponía de una Sección de Asalto. Esta es la razón por la que los primeros Tenientes de estas Secciones de Asalto fueron de Caballería, cuestión que siempre ha intrigado a los estudiosos del tema. Podemos considerar, por tanto, que entre 1844 y 1944 la unidad de empleo de la Caballería fue la formada por tres o cuatro Escuadrones al mando su Coronel. Esta unidad, por mucho Regimiento que pudiera denominarse y por mucho que pudieran subdividirse en dos agrupamientos de dos Escuadrones como escalón intermedio de mando, no dejaba de equivaler a lo que hoy podemos considerar tácticamente como un Grupo. DESDE 1944 Probablemente, como consecuencia de lo anterior, la mayoría de los Regimientos de Caballería se organizaron en dos Grupos, de forma que cada uno de ellos fuera la Caballería «táctica» de cada división desplegada en su Región. Es decir, que la unidad táctica de la Caballería era la formada por tres Escuadrones y sus apoyos. Esta orgánica no era igual en los Regimientos de la División de Caballería, articulados en dos Grupos de 3 Escuadrones. Podríamos decir que en este caso el Coronel mandaba dos unidades tipo Grupo, pero podemos observar que esta distribución


MEMORIAL CABALLERIA 71
To see the actual publication please follow the link above