Page 59

MEMORIAL CABALLERIA 71

SISTEMAS CONTRACARRO PARA EL SIGLO XXI (I parte) 58 TÉCNICA Todos los estudios actuales indican que, en las próximas décadas, entrarán en servicio carros de combate más ligeros que los actuales y dotados de corazas especiales y activas. En consecuencia, por más que algunos se empeñen, el carro de combate seguirá siendo durante mucho tiempo el medio resolutivo por excelencia en las operaciones terrestres. Por ese motivo, no cabe extrañarse ante los grandes esfuerzos y medios económicos dedicados al diseño de sistemas contracarro, cada vez más efi caces y destructivos. Como veremos seguidamente, el nivel tecnológico logrado por este tipo de ingenios1 les proporciona una excepcional fl exibilidad de empleo que puede ser determinante en el desenlace fi nal de un confl icto. Pero no olvidemos que son armas eminentemente defensivas y, por lo tanto, necesitarán actuar junto a otros medios ofensivos, como los carros, para tener una mínima capacidad de resolución. Para que la defensa contracarro produzca los efectos deseados tiene que estar organizada en profundidad, de manera que las formaciones acorazadas enemigas reciban continuas y sucesivas acciones de fuego que las desgasten, al tiempo que limiten su capacidad de movimientos. Con ello, aunque no sean destruidas en su totalidad, llegarán al choque muy debilitadas. Por consiguiente, necesitaremos una gran variedad de armas contracarro, cuyas características nos permitan distribuirlas en toda la profundidad del despliegue. A continuación repasaremos los principales sistemas contracarro en servicio o en avanzado estado de desarrollo que, por razones de extensión, dividiremos en dos trabajos en los que incluiremos 1 En líneas generales, podemos afi rmar que la eterna lucha «proyectiles-corazas» está siendo ganada por los primeros, aunque también es cierto que sólo un reducido grupo de Ejércitos tienen acceso a los equipos más sofi sticados. Francisco Fernández Mateos Coronel de Caballería los apartados de: Armas ligeras, minas y cargas improvisadas, cañones, municiones de guía terminal, y misiles. Armas ligeras En este apartado citaremos las granadas de fusil y los lanzagranadas. Entre las primeras, aparte de las diseñadas expresamente para combatir a los blindados, hay otras polivalentes, contrapersonal, fumígenas y/o incendiarias, etc., que son una inestimable ayuda para el infante, si bien su valor frente a los carros es bastante limitado dada su escasa potencia y precisión. A pesar de todo, el Las granadas de fusil tienen un efecto contracarro bastante reducido.


MEMORIAL CABALLERIA 71
To see the actual publication please follow the link above