Page 90

MEMORIAL CABALLERIA 71

89 LA CABALLERIA EN OPERACIONES HISTORIA De repente, detrás de una colina por el NE de la villa, los jinetes alemanes vislumbran el peligro para sus compatriotas y se lanzan con sus pesados caballos hannoverianos contra los polacos. El choque es brutal, pero la movilidad de los pequeños caballos polacos se impone a la potencia de los alemanes y éstos tienen que volver a tocar retirada, buscando la protección de las ruinas de un monasterio cercano donde las ametralladoras alemanas logran barrer del campo de batalla a los bravos jinetes polacos que les perseguían. Solo 30 jinetes, de los casi 300 que constituían el RC, logran sobrevivir a la masacre. Por otro lado, al sur de Varsovia, el general polaco Władysław Anders (1892-1970) había llegado a un acuerdo con el general Hans von Obstfelder (1886-1976), jefe de la 28ª División de Infantería alemana, para no entablar combates y salvar el mayor número de vidas de su unidad. Dicha orden no será obedecida por su subordinado, el general Franciszek Kleeberg (1888- 1941), que organizó un «Grupo operacional independiente (S.G.O.)» que contará con unos 5.000 jinetes de diversa procedencia que han logrado sobrevivir o atravesar la frontera por el sur del país. Su primera acción se dirige contra la 13ª División de Infantería motorizada alemana, mandada por el General Moritz von Faber du Faur (1886- 1971), logrando capturar 200 prisioneros. Sin embargo, a pesar de los pequeños éxitos, Kleeberg no vaticina un buen final para sus hombres y el 05OCT les ordena deponer las armas. Esta orden no será bien recibida ni entendida por todos sus subordinados. El escuadrón fantasma Una de las unidades que recibe dicha orden es el 110º RC al mando del comandante Henryk Dobrzański (1897-1940), que con unos 180 hombres decide continuar combatiendo. El comandante Dobrzański adopta el apodo de «Hubal»12 y denomina a su unidad «Oddzial Wydzielony Wojska Polskiego» (Unidad independiente del Ejército Polaco). El 13MAR40 le llega la orden de desmovilizar su unidad. El motivo es por el temor de represalias a la población civil que le apoya allá por donde pasa, por parte de los alemanes. El mayor tampoco obedece esta orden; sin embargo permite deponer las armas a quien desee hacerlo. Solo le quedan 70 fieles jinetes. Los alemanes ponen precio a su cabeza recompensando, con unos 75 € de la época, cualquier información que lleve a su captura. 12 Henryk Dobrzański (1897-1940). Más conocido como «Hubal» y apelado por los alemanes como «Szalonym majorze » (El mayor insensato). Cualquier persona de la que siquiera se sospechara que pudiera haberle prestado algún tipo de ayuda, era inmediatamente fusilada. 1939. Caballería alemana. Fotografía del Mayor Henryk Dobrzański, apodado «Hubal».


MEMORIAL CABALLERIA 71
To see the actual publication please follow the link above