Page 63

MEMORIAL CABALLERIA 72

SISTEMAS CONTRACARRO PARA EL SIGLO XXI (II parte) 63 TÉCNICA Municiones de guía terminal También llamadas inteligentes, admiten ser proyectadas desde cualquier vector (morteros, artillería clásica, cohetes, misiles, UAV y aviones), tratándose en muchos casos de submuniciones multiuso. Al llegar a un punto preestablecido de la trayectoria, inician la fase de caída libre (con o sin la ayuda de uno o más paracaídas), durante la cual, el sensor -normalmente de ondas milimétricas, infrarrojos o láser- busca y selecciona el objetivo más adecuado. A partir de ese momento, el sistema de guía la dirige mediante las correspondientes aletas hasta impactar con el blanco escogido o, en su caso, le lanza un proyectil autoforjado. Dada la vida todavía corta de este tipo de ingenios, cada día aparecen nuevos modelos más o menos sofisticados, por lo que ahora el reto se centra en conseguir versiones lo más económicas y eficaces posibles, de manera que su uso pueda generalizarse sin grandes complicaciones ni gastos excesivos. Como más conocidas señalaremos la granada británica Merlin para morteros de 81 mm (radar de ondas milimétricas), la Strix sueca (sensor de infrarrojos), la Expal GMG 120 española, la FIRE Ball israelí y la internacional M9351 1 Diseñada conjuntamente por EEUU y Alemania aún está en fase de desarrollo, y podrá actuar en modo «dispara y olvida» Francisco Fernández Mateos Coronel de Caballería para morteros de 120 mm, el cohete de 70 mm APKWS norteamericano con guía láser semi-activa, las submuniciones 155 ACED y Ogre francesas, Sadarm2, Smart y Skeet norteamericanas, Bonus francosueca, y Smart 155 alemana. Por su parte, las empresas rusas ofrecen las granadas Krasnopol, Kilotov, Santimetr y Smelchak, que son controladas por un sistema láser semi-activo y sirven para morteros/ piezas de artillería de 120 a 240 mm, al igual que submuniciones para diversos usos tales como la Motiv-3M, USM, PTAB, OFAB-50 y OAB-2.5, por citar sólo algunas. A pesar de que no son realmente municiones de guía terminal, es obligado mencionar los proyectiles de racimo3 cargados con submuniciones con el correspondiente sensor de infrarrojos acoplado a un sistema de adquisición de blancos y GPS, o bien dirigiéndose al objetivo marcado por un designador láser. 2 En Irak fueron disparados 300 de estos ingenios con sensores de infrarrojos y de ondas milimétricas, consiguiendo un porcentaje de aciertos comprendido entre el 40 y el 50%. 3 Este tipo de proyectiles ha sido prohibido por un gran número de países, entre los que se incluye España, dada la gran cantidad de accidentes que ocasionan continuamente las submuniciones que permanecen en el terreno sin hacer explosión. De ahí que la firma española Instalaza haya colocado espoletas con mecanismos de autodestrucción, lo que proporciona a las granadas «MAT-120» un excepcional nivel de seguridad. Granada «Bonus» junto a su submunición de guía terminal. Granada Expal «GMG» para morteros de 120 mm.


MEMORIAL CABALLERIA 72
To see the actual publication please follow the link above