EL COSTE ESTRATÉGICO DE LA NO-OTAN EN UN CONTEXTO DE INCERTIDUMBRE. EVALUACIÓN DESDE UNA PERSPECTIVA EUROPEA

Con anterioridad a la aprobación del concepto estratégico en Lisboa durante 2010, y sobre todo en el periodo de tiempo que mediaba entre la guerra de Irak y la cumbre lusa (aunque nos podríamos igualmente remontar hasta el 11 S), el debate sobre la OTAN se avivó, orientándose por un lado hacia la realidad existencial de la organización (su funcionamiento, su capacidad de adaptación a contextos concretos), pero en otras ocasiones yendo hacia cuestiones más esenciales, aunque se percibía una desconexión entre las instancias donde se discutían estos aspectos diferentes. Esto hizo que algunos autores afirmaran que el debate sobre la OTAN no existía13, transmitiendo con ello la sincera in-satisfacción por los derroteros superficiales por los que transcurría.El desarrollo de la guerra de Afganistán ha sido especialmente traumático para la organización, por cuanto la de Irak afectó más al debate sobre el vín-culo atlántico en conjunto. Para muchos demostró que la organización debía transformarse, pero aún así no desplazó el debate hacia cuestiones esenciales, sino que lo ligó a la reforma del concepto estratégico, cuando la tensión se ejercía efectivamente sobre cuestiones de principios fundamentales que no eran abordadas directamente. La guerra de Afganistán ha puesto en peligro una sociedad de intereses generales a partir de la evolución de una única misión concreta, por importante que sea. Ello obliga, desde nuestro punto de vista, a revisar si en conjunto esa «sociedad» sigue siendo rentable en comparación con el beneficio diferencial que aportan las alternativas a las que nos podría desembocar aceptar que nos encontramos en un punto de inflexión. Así, pen-samos que ese examen global no se ha incluido en el debate, al menos en el que ha trascendido públicamente.

Con anterioridad a la aprobación del concepto estratégico en Lisboa durante 2010, y sobre todo en el periodo de tiempo que mediaba entre la guerra de Irak y la cumbre lusa (aunque nos podríamos igualmente remontar hasta el 11 S), el debate sobre la OTAN se avivó, orientándose por un lado hacia la realidad existencial de la organización (su funcionamiento, su capacidad de adaptación a contextos concretos), pero en otras ocasiones yendo hacia cuestiones más esenciales, aunque se percibía una desconexión entre las instancias donde se discutían estos aspectos diferentes. Esto hizo que algunos autores afirmaran que el debate sobre la OTAN no existía13, transmitiendo con ello la sincera in-satisfacción por los derroteros superficiales por los que transcurría.El desarrollo de la guerra de Afganistán ha sido especialmente traumático para la organización, por cuanto la de Irak afectó más al debate sobre el vín-culo atlántico en conjunto. Para muchos demostró que la organización debía transformarse, pero aún así no desplazó el debate hacia cuestiones esenciales, sino que lo ligó a la reforma del concepto estratégico, cuando la tensión se ejercía efectivamente sobre cuestiones de principios fundamentales que no eran abordadas directamente. La guerra de Afganistán ha puesto en peligro una sociedad de intereses generales a partir de la evolución de una única misión concreta, por importante que sea. Ello obliga, desde nuestro punto de vista, a revisar si en conjunto esa «sociedad» sigue siendo rentable en comparación con el beneficio diferencial que aportan las alternativas a las que nos podría desembocar aceptar que nos encontramos en un punto de inflexión. Así, pen-samos que ese examen global no se ha incluido en el debate, al menos en el que ha trascendido públicamente.

  • ISBN: 978-84-9781-889-6
  • Fecha de publicación: 5/2/2014
  • Año Edición: 2013
  • Autor: Díaz Toribio, José.
  • Editor: No
  • Número de Páginas: 377
EL COSTE ESTRATÉGICO DE LA NO-OTAN EN UN CONTEXTO DE INCERTIDUMBRE. EVALUACIÓN DESDE UNA PERSPECTIVA EUROPEA    Tamaño: (164.29 KB)

Compártalo

Disponible

3,00 €

Edición electrónica

Añadir a la Cesta

También disponible en

Detalles

Con anterioridad a la aprobación del concepto estratégico en Lisboa durante 2010, y sobre todo en el periodo de tiempo que mediaba entre la guerra de Irak y la cumbre lusa (aunque nos podríamos igualmente remontar hasta el 11 S), el debate sobre la OTAN se avivó, orientándose por un lado hacia la realidad existencial de la organización (su funcionamiento, su capacidad de adaptación a contextos concretos), pero en otras ocasiones yendo hacia cuestiones más esenciales, aunque se percibía una desconexión entre las instancias donde se discutían estos aspectos diferentes. Esto hizo que algunos autores afirmaran que el debate sobre la OTAN no existía13, transmitiendo con ello la sincera in-satisfacción por los derroteros superficiales por los que transcurría.El desarrollo de la guerra de Afganistán ha sido especialmente traumático para la organización, por cuanto la de Irak afectó más al debate sobre el vín-culo atlántico en conjunto. Para muchos demostró que la organización debía transformarse, pero aún así no desplazó el debate hacia cuestiones esenciales, sino que lo ligó a la reforma del concepto estratégico, cuando la tensión se ejercía efectivamente sobre cuestiones de principios fundamentales que no eran abordadas directamente. La guerra de Afganistán ha puesto en peligro una sociedad de intereses generales a partir de la evolución de una única misión concreta, por importante que sea. Ello obliga, desde nuestro punto de vista, a revisar si en conjunto esa «sociedad» sigue siendo rentable en comparación con el beneficio diferencial que aportan las alternativas a las que nos podría desembocar aceptar que nos encontramos en un punto de inflexión. Así, pen-samos que ese examen global no se ha incluido en el debate, al menos en el que ha trascendido públicamente.

Información adicional

Descripción Con anterioridad a la aprobación del concepto estratégico en Lisboa durante 2010, y sobre todo en el periodo de tiempo que mediaba entre la guerra de Irak y la cumbre lusa (aunque nos podríamos igualmente remontar hasta el 11 S), el debate sobre la OTAN se avivó, orientándose por un lado hacia la realidad existencial de la organización (su funcionamiento, su capacidad de adaptación a contextos concretos), pero en otras ocasiones yendo hacia cuestiones más esenciales, aunque se percibía una desconexión entre las instancias donde se discutían estos aspectos diferentes. Esto hizo que algunos autores afirmaran que el debate sobre la OTAN no existía13, transmitiendo con ello la sincera in-satisfacción por los derroteros superficiales por los que transcurría.El desarrollo de la guerra de Afganistán ha sido especialmente traumático para la organización, por cuanto la de Irak afectó más al debate sobre el vín-culo atlántico en conjunto. Para muchos demostró que la organización debía transformarse, pero aún así no desplazó el debate hacia cuestiones esenciales, sino que lo ligó a la reforma del concepto estratégico, cuando la tensión se ejercía efectivamente sobre cuestiones de principios fundamentales que no eran abordadas directamente. La guerra de Afganistán ha puesto en peligro una sociedad de intereses generales a partir de la evolución de una única misión concreta, por importante que sea. Ello obliga, desde nuestro punto de vista, a revisar si en conjunto esa «sociedad» sigue siendo rentable en comparación con el beneficio diferencial que aportan las alternativas a las que nos podría desembocar aceptar que nos encontramos en un punto de inflexión. Así, pen-samos que ese examen global no se ha incluido en el debate, al menos en el que ha trascendido públicamente.
ISBN 978-84-9781-889-6
NIPO No
Fecha de publicación 5/2/2014
Año Edición 2013
Autor Díaz Toribio, José.
Editor No
Número de Páginas 377