LA UNIDAD DE MÚSICA DEL CUARTEL GENERAL DEL MANDO DE CANARIAS. HISTORIA Y APORTACIONES A LA MÚSICA Y A LA EDUCACIÓN MUSICAL DE LA ISLA DE TENERIFE

La investigación que se ha realizado ha tenido como principal objetivo revalorizar la consideración que se tiene sobre las bandas de música militares, más concretamente sobre la Unidad de Música del Mando de Canarias que tan presente ha estado en la vida cultural y educativa en la isla de Tenerife.


Ver la colección de las Tesis Doctorales

La investigación que se ha realizado ha tenido como principal objetivo revalorizar la consideración que se tiene sobre las bandas de música militares, más concretamente sobre la Unidad de Música del Mando de Canarias que tan presente ha estado en la vida cultural y educativa en la isla de Tenerife.

Cuando desplazarse era mucho más complicado que en la actualidad, los únicos músicos profesionales de Tenerife eran los que estaban destinados en esta Unidad, aportando su experiencia como instrumentistas, nuevas tendencias técnicas, nuevos repertorios y además ocupando lugares de relevancia en agrupaciones civiles tanto como intérpretes como en la enseñanza y la dirección. Prácticamente la totalidad de sus componentes han impartido clases en algún momento de su carrera militar en el ámbito civil, ensalzando así la opinión que de ellos se tenía entre los músicos profesionales y aquellos que se preparaban para serlo.

Un alto porcentaje de músicos de la isla formó parte de esta agrupación. Algunos prestaron en ella el servicio militar, otros entraron como educandos para después superar oposiciones y obtener su plaza definitiva. En esta agrupación, desde sus inicios, se han desarrollado servicios militares (actos, desfiles, recepciones...) además de numerosos actos civiles en ámbito religioso (procesiones) como en ámbito profano (conciertos con colaboraciones civiles de coros, orquestas y bandas, solistas civiles...) siendo una banda que ha recibido numerosas solicitudes de Ayuntamientos y entidades públicas para realzar las celebraciones locales, o cualquier actividad extraordinaria que requiriese una agrupación musical profesional.

La consideración que se tiene de esta Unidad es extraordinaria, no sólo en el ambiente militar en la actualidad, sino también entre los profesionales de la música (que reconocen su labor de difusión), entre los civiles que acuden habitualmente a sus conciertos y también en los centros educativos, ya que sus conciertos didácticos adaptados a la edad del público con programaciones específicas para alumnos de educación infantil, primaria o secundaria, están resultando todo un éxito.

Si a todo esto sumamos la cantidad de obras que sus directores y componentes han compuesto, la cantidad de bandas civiles que han dirigido y que además de impartir clases en escuelas de banda, escuelas privadas e incluso conservatorios públicos y privados, podríamos decir que la actividad de los músicos militares ha sido un relevante impulso en la vida musical tinerfeña.

En este trabajo se ha realizado una búsqueda minuciosa en prensa histórica, se ha revisado el Archivo Intermedio del Museo Militar de Almeyda, se han realizado cuestionarios a los componentes de la Unidad y entrevistas a antiguos componentes de la Unidad, a miembros actuales de la misma, a militares sin relación con la música, a músicos no militares y a civiles, con la intención de valorar hasta qué punto se conoce la labor que realizan de difusión de la música y de la cultura de defensa.

  • ISBN: 978-84-9091-325-3
  • NIPO: 083-18-043-2
  • Fecha de publicación: 9/7/2018
  • Año Edición: 2018
  • Autor: Gisbert Caudeli, Vicenta
  • Editor: Ministerio de Defensa. Secretaría General Técnica.
  • Número de Páginas: 692
Indice_LA_UNIDAD_DE_MUSICA    Tamaño: (35.92 KB)

Compártalo

Disponible

5,00 €

Edición electrónica

Añadir a la Cesta

También disponible en

Detalles

La investigación que se ha realizado ha tenido como principal objetivo revalorizar la consideración que se tiene sobre las bandas de música militares, más concretamente sobre la Unidad de Música del Mando de Canarias que tan presente ha estado en la vida cultural y educativa en la isla de Tenerife. Cuando desplazarse era mucho más complicado que en la actualidad, los únicos músicos profesionales de Tenerife eran los que estaban destinados en esta Unidad, aportando su experiencia como instrumentistas, nuevas tendencias técnicas, nuevos repertorios y además ocupando lugares de relevancia en agrupaciones civiles tanto como intérpretes como en la enseñanza y la dirección. Prácticamente la totalidad de sus componentes han impartido clases en algún momento de su carrera militar en el ámbito civil, ensalzando así la opinión que de ellos se tenía entre los músicos profesionales y aquellos que se preparaban para serlo. Un alto porcentaje de músicos de la isla formó parte de esta agrupación. Algunos prestaron en ella el servicio militar, otros entraron como educandos para después superar oposiciones y obtener su plaza definitiva. En esta agrupación, desde sus inicios, se han desarrollado servicios militares (actos, desfiles, recepciones...) además de numerosos actos civiles en ámbito religioso (procesiones) como en ámbito profano (conciertos con colaboraciones civiles de coros, orquestas y bandas, solistas civiles...) siendo una banda que ha recibido numerosas solicitudes de Ayuntamientos y entidades públicas para realzar las celebraciones locales, o cualquier actividad extraordinaria que requiriese una agrupación musical profesional. La consideración que se tiene de esta Unidad es extraordinaria, no sólo en el ambiente militar en la actualidad, sino también entre los profesionales de la música (que reconocen su labor de difusión), entre los civiles que acuden habitualmente a sus conciertos y también en los centros educativos, ya que sus conciertos didácticos adaptados a la edad del público con programaciones específicas para alumnos de educación infantil, primaria o secundaria, están resultando todo un éxito. Si a todo esto sumamos la cantidad de obras que sus directores y componentes han compuesto, la cantidad de bandas civiles que han dirigido y que además de impartir clases en escuelas de banda, escuelas privadas e incluso conservatorios públicos y privados, podríamos decir que la actividad de los músicos militares ha sido un relevante impulso en la vida musical tinerfeña. En este trabajo se ha realizado una búsqueda minuciosa en prensa histórica, se ha revisado el Archivo Intermedio del Museo Militar de Almeyda, se han realizado cuestionarios a los componentes de la Unidad y entrevistas a antiguos componentes de la Unidad, a miembros actuales de la misma, a militares sin relación con la música, a músicos no militares y a civiles, con la intención de valorar hasta qué punto se conoce la labor que realizan de difusión de la música y de la cultura de defensa.

Información adicional

Descripción La investigación que se ha realizado ha tenido como principal objetivo revalorizar la consideración que se tiene sobre las bandas de música militares, más concretamente sobre la Unidad de Música del Mando de Canarias que tan presente ha estado en la vida cultural y educativa en la isla de Tenerife. Cuando desplazarse era mucho más complicado que en la actualidad, los únicos músicos profesionales de Tenerife eran los que estaban destinados en esta Unidad, aportando su experiencia como instrumentistas, nuevas tendencias técnicas, nuevos repertorios y además ocupando lugares de relevancia en agrupaciones civiles tanto como intérpretes como en la enseñanza y la dirección. Prácticamente la totalidad de sus componentes han impartido clases en algún momento de su carrera militar en el ámbito civil, ensalzando así la opinión que de ellos se tenía entre los músicos profesionales y aquellos que se preparaban para serlo. Un alto porcentaje de músicos de la isla formó parte de esta agrupación. Algunos prestaron en ella el servicio militar, otros entraron como educandos para después superar oposiciones y obtener su plaza definitiva. En esta agrupación, desde sus inicios, se han desarrollado servicios militares (actos, desfiles, recepciones...) además de numerosos actos civiles en ámbito religioso (procesiones) como en ámbito profano (conciertos con colaboraciones civiles de coros, orquestas y bandas, solistas civiles...) siendo una banda que ha recibido numerosas solicitudes de Ayuntamientos y entidades públicas para realzar las celebraciones locales, o cualquier actividad extraordinaria que requiriese una agrupación musical profesional. La consideración que se tiene de esta Unidad es extraordinaria, no sólo en el ambiente militar en la actualidad, sino también entre los profesionales de la música (que reconocen su labor de difusión), entre los civiles que acuden habitualmente a sus conciertos y también en los centros educativos, ya que sus conciertos didácticos adaptados a la edad del público con programaciones específicas para alumnos de educación infantil, primaria o secundaria, están resultando todo un éxito. Si a todo esto sumamos la cantidad de obras que sus directores y componentes han compuesto, la cantidad de bandas civiles que han dirigido y que además de impartir clases en escuelas de banda, escuelas privadas e incluso conservatorios públicos y privados, podríamos decir que la actividad de los músicos militares ha sido un relevante impulso en la vida musical tinerfeña. En este trabajo se ha realizado una búsqueda minuciosa en prensa histórica, se ha revisado el Archivo Intermedio del Museo Militar de Almeyda, se han realizado cuestionarios a los componentes de la Unidad y entrevistas a antiguos componentes de la Unidad, a miembros actuales de la misma, a militares sin relación con la música, a músicos no militares y a civiles, con la intención de valorar hasta qué punto se conoce la labor que realizan de difusión de la música y de la cultura de defensa.
ISBN 978-84-9091-325-3
NIPO 083-18-043-2
Fecha de publicación 9/7/2018
Año Edición 2018
Autor Gisbert Caudeli, Vicenta
Editor Ministerio de Defensa. Secretaría General Técnica.
Número de Páginas 692