LOS REFUGIOS ANTIAÉREOS DE MADRID DURANTE LA GUERRA CIVIL (1937-1939)

Madrid fue la ciudad que más tiempo convivió con la guerra, 29 meses. Aunque los bombardeos aéreos más importantes se produjeron en noviembre de 1936 y, con menor importancia, en abril de 1937 hubo una permanente preocupación por defenderse de estos bombardeos y de prevenirse de la posibilidad de bombardeos con gases. El tiempo que duró la defensa permitió un Programa de construcción de Refugios Antiaéreos para la Población Civil que fue, con mucha diferencia, el más importante que se puso en marcha en la España republicana.

Madrid fue la ciudad que más tiempo convivió con la guerra, 29 meses. Aunque los bombardeos aéreos más importantes se produjeron en noviembre de 1936 y, con menor importancia, en abril de 1937 hubo una permanente preocupación por defenderse de estos bombardeos y de prevenirse de la posibilidad de bombardeos con gases. El tiempo que duró la defensa permitió un Programa de construcción de Refugios Antiaéreos para la Población Civil que fue, con mucha diferencia, el más importante que se puso en marcha en la España republicana.

Los ingenieros republicanos desarrollaron nuevos conceptos defensivos para hacer frente a las nuevas armas ofensivas, especialmente a la Aviación y al uso de Gases mortíferos, heredadas de la Gran Guerra (1914-1918) y que fueron perfeccionadas durante el período de paz.

El desafío básico fue el de construir Refugios Subterráneos capaces de resistir la acción mecánica de bombas de más de 100 kilos y de asegurar su hermeticidad, a los gases, como en un submarino. Además, algunos de estos Refugios debían tener autonomía suficiente para asegurar su habitabilidad durante largos períodos de tiempo. Todo ello dio lugar a una evolución en las técnicas constructivas tradicionales de los Refugios de la Gran Guerra de 1914 -1918.

El objetivo del presente trabajo es realizar una Investigación que permita recuperar, ahora, la aventura que vivieron en Madrid los ingenieros militares republicanos y sus colaboradores civiles (ingenieros, arquitectos y aparejadores) que proyectaron, planificaron y construyeron estos Refugios.

  • ISBN: 978-84-9091-405-2
  • NIPO: 083-19-095-7
  • Fecha de publicación: 20/3/2019
  • Año Edición: 2019
  • Autor: Vicente González, Manuel de
  • Editor: Ministerio de Defensa. Secretaría General Técnica.
  • Número de Páginas: 100

Compártalo

Disponible

5,00 €

Edición electrónica

Añadir a la Cesta

También disponible en

Detalles

Madrid fue la ciudad que más tiempo convivió con la guerra, 29 meses. Aunque los bombardeos aéreos más importantes se produjeron en noviembre de 1936 y, con menor importancia, en abril de 1937 hubo una permanente preocupación por defenderse de estos bombardeos y de prevenirse de la posibilidad de bombardeos con gases. El tiempo que duró la defensa permitió un Programa de construcción de Refugios Antiaéreos para la Población Civil que fue, con mucha diferencia, el más importante que se puso en marcha en la España republicana. Los ingenieros republicanos desarrollaron nuevos conceptos defensivos para hacer frente a las nuevas armas ofensivas, especialmente a la Aviación y al uso de Gases mortíferos, heredadas de la Gran Guerra (1914-1918) y que fueron perfeccionadas durante el período de paz. El desafío básico fue el de construir Refugios Subterráneos capaces de resistir la acción mecánica de bombas de más de 100 kilos y de asegurar su hermeticidad, a los gases, como en un submarino. Además, algunos de estos Refugios debían tener autonomía suficiente para asegurar su habitabilidad durante largos períodos de tiempo. Todo ello dio lugar a una evolución en las técnicas constructivas tradicionales de los Refugios de la Gran Guerra de 1914 -1918. El objetivo del presente trabajo es realizar una Investigación que permita recuperar, ahora, la aventura que vivieron en Madrid los ingenieros militares republicanos y sus colaboradores civiles (ingenieros, arquitectos y aparejadores) que proyectaron, planificaron y construyeron estos Refugios.

Información adicional

Descripción Madrid fue la ciudad que más tiempo convivió con la guerra, 29 meses. Aunque los bombardeos aéreos más importantes se produjeron en noviembre de 1936 y, con menor importancia, en abril de 1937 hubo una permanente preocupación por defenderse de estos bombardeos y de prevenirse de la posibilidad de bombardeos con gases. El tiempo que duró la defensa permitió un Programa de construcción de Refugios Antiaéreos para la Población Civil que fue, con mucha diferencia, el más importante que se puso en marcha en la España republicana. Los ingenieros republicanos desarrollaron nuevos conceptos defensivos para hacer frente a las nuevas armas ofensivas, especialmente a la Aviación y al uso de Gases mortíferos, heredadas de la Gran Guerra (1914-1918) y que fueron perfeccionadas durante el período de paz. El desafío básico fue el de construir Refugios Subterráneos capaces de resistir la acción mecánica de bombas de más de 100 kilos y de asegurar su hermeticidad, a los gases, como en un submarino. Además, algunos de estos Refugios debían tener autonomía suficiente para asegurar su habitabilidad durante largos períodos de tiempo. Todo ello dio lugar a una evolución en las técnicas constructivas tradicionales de los Refugios de la Gran Guerra de 1914 -1918. El objetivo del presente trabajo es realizar una Investigación que permita recuperar, ahora, la aventura que vivieron en Madrid los ingenieros militares republicanos y sus colaboradores civiles (ingenieros, arquitectos y aparejadores) que proyectaron, planificaron y construyeron estos Refugios.
ISBN 978-84-9091-405-2
NIPO 083-19-095-7
Fecha de publicación 20/3/2019
Año Edición 2019
Autor Vicente González, Manuel de
Editor Ministerio de Defensa. Secretaría General Técnica.
Número de Páginas 100