• Miniatura 1
OPERACIONES DE MANTENIMIENTO DE LA PAZ EN EL CUERNO DE ÁFRICA: BUSCANDO MEJORAR SU EFICACIA

Ocho millones de muertos y nueve millones y medio de desplazados que todavía no han podido regresar a sus aldeas.

Estamos en África y estas son algunas de las cifras que nos muestra la peor crisis humanitaria del planeta después de la Segunda Guerra Mundial. El lugar sorprende nada más llegar por su luz y su colorido. Uno de cada tres refugiados del planeta es africano y solamente en dos regiones de este continente en la última década han sido asesinadas un millón de personas en sendos genocidios ocurridos en Ruanda y Darfur. Etiopía y Eritrea libraron una guerra considerada entre estados en la que murieron 370.000 eritreos y 350.000 etíopes en tan solo dos años de conflicto. Sin embargo, detrás de esta guerra y como aclaro más adelante, se encuentran componentes étnicos y de lucha por los recursos. Somalia es considerado el lugar más peligroso del mundo y uno de los miembros del denominado eje del caos. Conocido en la actualidad por ser el lugar donde acampan a sus anchas los piratas del s. XXI que operan en la zona del golfo de Adén, no ha conocido más que seis meses de paz en los últimos veinte años. Dominado por los señores de la guerra, no conoce otra forma de gobierno que no sea la anarquía, y el caos interminable en el país amenaza con devorar toda una región, además de servir de guarida al terrorismo internacional de índole islamista-radical más sangriento. Entre los paralelos seis y once se encuentra el sur de Sudán, que no conoció la paz hasta el pasado 2005 y que lleva desangrándose desde la independencia del país. El conflicto no ha hecho más que extenderse a la zona de Abyei y el Nilo Azul. Todo esto ha ocurrido y sigue ocurriendo en la región del Cuerno de África.

Ocho millones de muertos y nueve millones y medio de desplazados que todavía no han podido regresar a sus aldeas.

Estamos en África y estas son algunas de las cifras que nos muestra la peor crisis humanitaria del planeta después de la Segunda Guerra Mundial. El lugar sorprende nada más llegar por su luz y su colorido. Uno de cada tres refugiados del planeta es africano y solamente en dos regiones de este continente en la última década han sido asesinadas un millón de personas en sendos genocidios ocurridos en Ruanda y Darfur. Etiopía y Eritrea libraron una guerra considerada entre estados en la que murieron 370.000 eritreos y 350.000 etíopes en tan solo dos años de conflicto. Sin embargo, detrás de esta guerra y como aclaro más adelante, se encuentran componentes étnicos y de lucha por los recursos. Somalia es considerado el lugar más peligroso del mundo y uno de los miembros del denominado eje del caos. Conocido en la actualidad por ser el lugar donde acampan a sus anchas los piratas del s. XXI que operan en la zona del golfo de Adén, no ha conocido más que seis meses de paz en los últimos veinte años. Dominado por los señores de la guerra, no conoce otra forma de gobierno que no sea la anarquía, y el caos interminable en el país amenaza con devorar toda una región, además de servir de guarida al terrorismo internacional de índole islamista-radical más sangriento. Entre los paralelos seis y once se encuentra el sur de Sudán, que no conoció la paz hasta el pasado 2005 y que lleva desangrándose desde la independencia del país. El conflicto no ha hecho más que extenderse a la zona de Abyei y el Nilo Azul. Todo esto ha ocurrido y sigue ocurriendo en la región del Cuerno de África.

  • ISBN: 978-84-9781-833-9
  • Fecha de publicación: 5/3/2014
  • Año Edición: 2014
  • Autor: Alcaraz Martínez, José Ángel
  • Número de Páginas: 135
  • Idioma: Español
OPERACIONES DE MANTENIMIENTO DE LA PAZ EN EL CUERNO DE ÁFRICA: BUSCANDO MEJORAR SU EFICACIA    Tamaño: (102.94 KB)

Compártalo

Disponible

3,00 €

Edición electrónica

Añadir a la Cesta

También disponible en

Detalles

Ocho millones de muertos y nueve millones y medio de desplazados que todavía no han podido regresar a sus aldeas.

Estamos en África y estas son algunas de las cifras que nos muestra la peor crisis humanitaria del planeta después de la Segunda Guerra Mundial. El lugar sorprende nada más llegar por su luz y su colorido. Uno de cada tres refugiados del planeta es africano y solamente en dos regiones de este continente en la última década han sido asesinadas un millón de personas en sendos genocidios ocurridos en Ruanda y Darfur. Etiopía y Eritrea libraron una guerra considerada entre estados en la que murieron 370.000 eritreos y 350.000 etíopes en tan solo dos años de conflicto. Sin embargo, detrás de esta guerra y como aclaro más adelante, se encuentran componentes étnicos y de lucha por los recursos. Somalia es considerado el lugar más peligroso del mundo y uno de los miembros del denominado eje del caos. Conocido en la actualidad por ser el lugar donde acampan a sus anchas los piratas del s. XXI que operan en la zona del golfo de Adén, no ha conocido más que seis meses de paz en los últimos veinte años. Dominado por los señores de la guerra, no conoce otra forma de gobierno que no sea la anarquía, y el caos interminable en el país amenaza con devorar toda una región, además de servir de guarida al terrorismo internacional de índole islamista-radical más sangriento. Entre los paralelos seis y once se encuentra el sur de Sudán, que no conoció la paz hasta el pasado 2005 y que lleva desangrándose desde la independencia del país. El conflicto no ha hecho más que extenderse a la zona de Abyei y el Nilo Azul. Todo esto ha ocurrido y sigue ocurriendo en la región del Cuerno de África.

Información adicional

Descripción

Ocho millones de muertos y nueve millones y medio de desplazados que todavía no han podido regresar a sus aldeas.

Estamos en África y estas son algunas de las cifras que nos muestra la peor crisis humanitaria del planeta después de la Segunda Guerra Mundial. El lugar sorprende nada más llegar por su luz y su colorido. Uno de cada tres refugiados del planeta es africano y solamente en dos regiones de este continente en la última década han sido asesinadas un millón de personas en sendos genocidios ocurridos en Ruanda y Darfur. Etiopía y Eritrea libraron una guerra considerada entre estados en la que murieron 370.000 eritreos y 350.000 etíopes en tan solo dos años de conflicto. Sin embargo, detrás de esta guerra y como aclaro más adelante, se encuentran componentes étnicos y de lucha por los recursos. Somalia es considerado el lugar más peligroso del mundo y uno de los miembros del denominado eje del caos. Conocido en la actualidad por ser el lugar donde acampan a sus anchas los piratas del s. XXI que operan en la zona del golfo de Adén, no ha conocido más que seis meses de paz en los últimos veinte años. Dominado por los señores de la guerra, no conoce otra forma de gobierno que no sea la anarquía, y el caos interminable en el país amenaza con devorar toda una región, además de servir de guarida al terrorismo internacional de índole islamista-radical más sangriento. Entre los paralelos seis y once se encuentra el sur de Sudán, que no conoció la paz hasta el pasado 2005 y que lleva desangrándose desde la independencia del país. El conflicto no ha hecho más que extenderse a la zona de Abyei y el Nilo Azul. Todo esto ha ocurrido y sigue ocurriendo en la región del Cuerno de África.

ISBN 978-84-9781-833-9
NIPO No
Fecha de publicación 5/3/2014
Año Edición 2014
Autor Alcaraz Martínez, José Ángel
Editor No
Número de Páginas 135
Idioma Español