LA GALERA EN EL HORIZONTE MEDITERRÁNEO DE LA TARDOANTIGÜEDAD IMPERIAL AL TRIUNFO DE LAS REPÚBLICAS MARÍTIMAS: ARQUEOLOGÍA, DOCUMENTACIÓN E ICONOGRAFÍA

El Mediterráneo ha sido escenario de la historia occidental casi desde la llegada de los primeros homínidos a sus costas. Es sin duda alguna el espacio marítimo con más tráfico naval y más presencia antrópica del globo, y probablemente es el espacio marítimo en que más batallas se han librado. Pero además es el principal nexo de unión y vía de comunicación entre distintos pueblos y estados, con distintas formas de gobierno y religiones, que sin embargo pertenecen a un mismo nicho cultural, formado por las poblaciones de la costa y sus aledaños. Esa cultura mediterránea tan en boga en las últimas décadas, existe desde el momento en que los primeros navegantes comienzan rutas de cabotaje, llevando y trayendo materias primas y otros productos. Pero sin duda el principal producto de esa cultura común a todas las costas mediterráneas son las embarcaciones. El desarrollo y transmisión de la arquitectura naval es uno de los pilares que cimentan la comunidad de los distintos pueblos costeros. De hecho, un carpintero de ribera de la costa levantina de la península ibérica posiblemente no pueda mantener una conversación con uno de la costa libanesa, pero muy probablemente podrían construir una embarcación codo con codo.

El Mediterráneo ha sido escenario de la historia occidental casi desde la llegada de los primeros homínidos a sus costas. Es sin duda alguna el espacio marítimo con más tráfico naval y más presencia antrópica del globo, y probablemente es el espacio marítimo en que más batallas se han librado. Pero además es el principal nexo de unión y vía de comunicación entre distintos pueblos y estados, con distintas formas de gobierno y religiones, que sin embargo pertenecen a un mismo nicho cultural, formado por las poblaciones de la costa y sus aledaños. Esa cultura mediterránea tan en boga en las últimas décadas, existe desde el momento en que los primeros navegantes comienzan rutas de cabotaje, llevando y trayendo materias primas y otros productos. Pero sin duda el principal producto de esa cultura común a todas las costas mediterráneas son las embarcaciones. El desarrollo y transmisión de la arquitectura naval es uno de los pilares que cimentan la comunidad de los distintos pueblos costeros. De hecho, un carpintero de ribera de la costa levantina de la península ibérica posiblemente no pueda mantener una conversación con uno de la costa libanesa, pero muy probablemente podrían construir una embarcación codo con codo.

  • ISBN: 78-84-9781-848-3
  • Fecha de publicación: 11/4/2014
  • Año Edición: 2013
  • Autor: Martín López, Alejandro
  • Número de Páginas: 238

Compártalo

Disponible

3,00 €

Edición electrónica

Añadir a la Cesta

También disponible en

Detalles

El Mediterráneo ha sido escenario de la historia occidental casi desde la llegada de los primeros homínidos a sus costas. Es sin duda alguna el espacio marítimo con más tráfico naval y más presencia antrópica del globo, y probablemente es el espacio marítimo en que más batallas se han librado. Pero además es el principal nexo de unión y vía de comunicación entre distintos pueblos y estados, con distintas formas de gobierno y religiones, que sin embargo pertenecen a un mismo nicho cultural, formado por las poblaciones de la costa y sus aledaños. Esa cultura mediterránea tan en boga en las últimas décadas, existe desde el momento en que los primeros navegantes comienzan rutas de cabotaje, llevando y trayendo materias primas y otros productos. Pero sin duda el principal producto de esa cultura común a todas las costas mediterráneas son las embarcaciones. El desarrollo y transmisión de la arquitectura naval es uno de los pilares que cimentan la comunidad de los distintos pueblos costeros. De hecho, un carpintero de ribera de la costa levantina de la península ibérica posiblemente no pueda mantener una conversación con uno de la costa libanesa, pero muy probablemente podrían construir una embarcación codo con codo.

Información adicional

Descripción El Mediterráneo ha sido escenario de la historia occidental casi desde la llegada de los primeros homínidos a sus costas. Es sin duda alguna el espacio marítimo con más tráfico naval y más presencia antrópica del globo, y probablemente es el espacio marítimo en que más batallas se han librado. Pero además es el principal nexo de unión y vía de comunicación entre distintos pueblos y estados, con distintas formas de gobierno y religiones, que sin embargo pertenecen a un mismo nicho cultural, formado por las poblaciones de la costa y sus aledaños. Esa cultura mediterránea tan en boga en las últimas décadas, existe desde el momento en que los primeros navegantes comienzan rutas de cabotaje, llevando y trayendo materias primas y otros productos. Pero sin duda el principal producto de esa cultura común a todas las costas mediterráneas son las embarcaciones. El desarrollo y transmisión de la arquitectura naval es uno de los pilares que cimentan la comunidad de los distintos pueblos costeros. De hecho, un carpintero de ribera de la costa levantina de la península ibérica posiblemente no pueda mantener una conversación con uno de la costa libanesa, pero muy probablemente podrían construir una embarcación codo con codo.
ISBN 78-84-9781-848-3
NIPO No
Fecha de publicación 11/4/2014
Año Edición 2013
Autor Martín López, Alejandro
Editor No
Número de Páginas 238